Sucesos

2017, el receso de Tame Impala

“Realmente no sé qué es lo que va a pasar, porque en el pasado, los ciclos de los discos no habían terminado con un bang o terminado apropiadamente. Como que sólo terminan. Pero esta vez tenemos algo agendado”, explica Kevin Parker. Trascendidos indican que el compositor se concentraría en gestar la cuarta placa del proyecto, junto con proyectos varios.

foto: pooneh ghana

Un exitoso año, en donde fueron los máximos referentes de la ‘nueva psicodelia’, con su último registro, Currents escalando a lo más alto de listas mundiales; punto aparte para su espectáculo en vivo, que cosechó elogios siendo catalogado como uno de los mejores de la industria por múltiples medios especializados. Pero 2017 será un periodo de descanso para Tame Impala: en una entrevista con el medio neozelandés Paperboy, Kevin Parker afirmó que se tomarán un receso.

“Realmente no sé qué es lo que va a pasar, porque en el pasado, los ciclos de los discos no habían terminado con un bang o terminado apropiadamente. Como que sólo terminan. Pero esta vez tenemos algo agendado”, declaró el compositor. Desde el éxito de Innerspeaker en 2010, descansaron sólo a fin de trabajar en nuevos registros.

Su última parada será en febrero próximo, en el marco del festival Laneway en su natal Australia: “Estoy contento que terminé con el festival Laneway. Habrá lágrimas y alegría, y las emociones van a estar altas. Creo que será algo extraño, pero habrá una suerte de satisfacción. Este álbum fue una verdadera revelación para mí. Es gracioso, pero sabía que iba a ser así, por la manera en que hacía las canciones y las producía. Tenía un sentimiento que me iba a llevar a otros lugares”, sentencia. Luego advierte: “Lo que está por venir es un misterio”.

De esta forma, el proyecto tras Elephant, cierra el ‘ciclo’ Currents, un registro sumamente importante su historia: se convirtió en su álbum mejor posicionado en las listas, debutando como número 1 en Australia, número dos en Reino Unido, y n´mero cuatro en Estados Unidos. La placa ha vendido más de 120 mil copias en Norteamérica hasta principios de año. Además, según la crítica unánime, se trató de una de las mejores producciones de 2015. Incluso se ha hecho con los premios ARIA y BPI.

Disco que también dejó huella en Kevin Parker, quien se mostró extenuado tras finalizarlo pero sorprendido por sus resultados: “La verdad es que el disco me agotó. Estoy viviendo una montaña rusa emocional desde que salió. Igual me pasó algo muy raro: en general, cuando termino un álbum, soy incapaz de volver a escucharlo al menos durante un año, porque solo puedo verle los errores. Pero con Currents fue diferente. Pude volver a sumergirme en él solo algunas semanas después de la edición. Es la primera vez que un disco me da tanto placer”, concluyó.”La verdad es que el disco me agotó. Estoy viviendo una montaña rusa emocional desde que salió. Igual me pasó algo muy raro: en general, cuando termino un álbum, soy incapaz de volver a escucharlo al menos durante un año, porque solo puedo verle los errores. Pero con Currents fue diferente. Pude volver a sumergirme en él solo algunas semanas después de la edición. Es la primera vez que un disco me da tanto placer”, expresó.

Recordemos que en la pasada ceremonia de los Australian Music Prize, Kevin le comentó a un periodista de Sydney que ya había empezado a trabajar en el cuarto disco del conjunto. El proceso se lleva a cabo en su propia casa, lugar donde grabó Currents y parte de anteriores producciones; un refugio que si bien no cuenta con tecnología de punta, lo hace sentir en extremo confortable.

Share Button
Al inicio