Reviews

Chelsea Wolfe – Hiss Spun (2017)

El último LP de Chelsea Wolfe “Hiss Spun” deslumbra en oscuridad y deslumbra una potencia sensible con texturas coloridas y referencias extremadamente dinámicas.

Bill Crisafi

La dulce melancolía que nos drena en su experiencia ha vuelto a hacer su aparición. El pasado 22 de Septiembre la artista californiana Chelsea Wolfe construye un sexto abismo en donde sus dinámicas consumen cada centímetro de nuestro cuerpo, “Hiss Spun”, su sexto LP se inserta desde un escalofriante rendimiento vocal que se encuentra con un distorsionado oleaje de oscuridad. 

Chelsea Wolfe en cada aproximación nos destella una nueva visión, una nueva estética, nuevas texturas para así fortalecer su propio lenguaje musical a través de cada álbum. La apertura hacia los pasajes estremecedores comienza con certeza en el 2010 con “The Grime and the Glow”, álbum que no solo la inserta en el espectro musical sino que despierta desde claras direcciones hacia un art rock con componentes etéreos y sombríos. Su aparición “Apokalypsis” del 2011 por otro lado levanta las referencias del folk bañado en reverb que devela intricadas texturas que se aproxima a aquella oscuridad desde diferentes sabores que aportan una frescura que revienta una inmensidad de referencias, a lo que podríamos mencionar Nick Cave. 

“Pain is Beauty” por su lado, se acerca desde otra perspectiva, un álbum orientado a los beats incorporando sintetizadores más claros a sus capas de abismo emocional. Aquel abismo emocional es exactamente exacerbado en su quinto LP “Abyss”, severo en cuanto a su poder emocional complejizando su adicción con inclinaciones hacia el metal de una forma multi facetica. Largos y dinámicos temas extrema sus fronteras, siendo la parálisis de sueño el eje temático adentrándose así en su más denso material.  

Lo que hoy nos convoca es el sucesor de tal abismo sónico: “Hiss Spun”, esta nueva aparición fue lanzada a través del sello Sargent House, grabado en Massachusetts en el God City Studios y producido por Kurt Ballou, miembro de la banda de metalcore Converge. En sus intensos 48:19 minutos de duración, Chelsea Wolfe dispone de un peculiar line-up de músicos: Troy Van Leeuwen de Queens of the Stone Age, Aaron Turner de Isis y Jesse Gowrie de Happy Fangs, los cuales añaden una espesa presencia agregando colores inesperados a la nomenclatura. 

“Spun” es la siniestra apertura de “Hiss Spun”, con 5:28 minutos de recorrido nos introduce desde la lentitud y majestad etérea de la voz de Chelsea, con quiebres y elevaciones efervescentes que se integran desde lo distorsionado de su atmósfera. Nos vuelca desde letras que nuevamente revelan destellos de depravación de sueño y desde silbidos que te estiran hacia su acantilado. 

“16 Psyche” es precisamente el primer single del álbum y uno de los puntos culminantes y más certeros de todo este LP. Las referencias se aclaran desde quizás un rock y metal alternativo de los 90 pero se asumen desde una perspectiva más tenebrosa, agregando así dinámicas ruidosas y suaves con una voz que obsesiona en su toque. La aparición aquí de Troy es imponente en cuanto a melodías – con lo cual podemos empaparnos en el vídeo-, esta fusión de personajes arma una combinación pregnante de texturas que culminan en fervor. 

Como tercer destello aparece “Vex” con drum beats hipnóticos y un groove maligno, valiéndose de un tremolo y un rendimiento vocal impresionante, la cual se ve enfrentada a growls el coro. Aún así, el repentino corte de la canción interrumpe la intensidad construida en este pasaje, dejándonos suspendidos en el aire. Su sucesor “Strain” por otro lado destella referencias potentes hacia el industrial. Este pequeño pasaje de un minuto fusiona elementos sintetizados con aquel industrial que Chelsea posee de manera muy cercana, apareciendo como un potencial factor estremecedor del cual la cantautora podría sumergirse con audacia. 

Uno de los últimos pasajes a subrayar es “The Culling”, un tema que incrementa su tensión de una manera severa, la cual inicia con una intro suave y silenciosa y una voz clara y solitaria, un bajo que murmura junto a una batería primitiva. Hacia la segunda parte de este pasaje se muestran estructuras refrescantes para el álbum, con una vehemencia particular que se deja llevar en la urgencia que exige. Culmina con la misma suavidad con la que comienza, la calma luego de la tempestad emocional, aproximándonos a ciertos destellos de post rock quizás. 

“Two Spirit” en su forma acústica se plasma estimulante, con melodías vocales sofocantes e increíblemente tangible, aportando un rico cambio a la densidad de reverb en sus anteriores pasajes. Su voz es el verdadero eje de este tema, cercana, agresiva a ratos, que denotan una intimidad – de nuevo- sofocante de la mejor manera posible. 

Estremecedora y estridente, la voz de Chelsea Wolfe no tiene absolutamente nada que esconder, nos acerca desde la timidez que a veces la denotamos en el reverb, pero aquella voz nos destella intimidad, nos destella potencia en intrincadas letras que deslumbran una latencia subyacente . Su voz aparece desde la vulnerabilidad así como de lo feroz, desde la ira hasta la sensibilidad aguda. Su aproximación musical es una que nos perfora en su calidad emocional y siniestra, siniestramente emocional. Pasajes empapados de fuzz se encuentran con una explosión autoritaria, guitarras melodiosamente amenazantes de Troy que se entremezclan con gestos no completamente estables que agregan a aquellas apariciones claras y robustas.  

Fusiona el goth con elementos del grunge a veces, la electrónica, lo industrial y el doom metal de manera pregnante, de una forma cohesiva y que sangra emoción con dinámicas de altos y bajos, suave y ruidoso. Roza el metal para finalmente nuca ser metal en su totalidad, haciendo eternas todas esas tendencias en una compleja fusión armoniosa.  

Desde sus colaboraciones con Russian Circles y las acertadas aperturas para Swans, Chelsea Wolfe ataca con certeza. “Hiss Spun” se acerca desde otra perspectiva, desde lo más doom e industrial, desde la distorsión melancólica y a suavidad agresiva. Un álbum que se integra a su seguidilla de producciones emocionalmente exhaustivas, que desprende una agresividad melancólica vehemente, y nos empapan de texturas, nos empapa de autoridad y nos empapa de sus múltiples capas de sensibilidad dinámica. 

 

Tracklist: 

  1. Spun
  2. 16 Psyche
  3. Vex
  4. Strain
  5.  The Culling
  6.  Particle Flux
  7. Twin Fawn
  8. Offering
  9. Static Hum
  10.  Welt
  11. Two Spirit
  12. Scrape 
Share Button
Chelsea Wolfe – Hiss Spun (2017)
Al inicio