Discos

Death Grips golpea

Haciendo uso de sus redes sociales, el trío reveló la primera pieza del sucesor del aclamado ‘Bottomless Pit’ (2016). ‘Steroids (Crouching Tiger Hidden Gabber Megamix)’ se resume en 20 minutos de experimentación y abruptos cambios sonoros. Una estética resumida en sus siete producciones de estudio, constantemente comparadas con Frank Zappa en cuanto a su espíritu.

Foto: pooneh ghana

Buscar su descripción exacta parece una ardua misión. “[…] una combinación entre hip hop, música industrial y noise”, apunta Wikipedia, en contraste con lo que los medios especializados versan: ‘punk, simplemente punk’. Y si bien, para muchos Death Grips puede parecer una banda que roza lo absurdo, no es menos cierto que desde tiempos remotos no aparecía un proyecto como ellos. Indefinible, con una libertad creativa que se ha traducido en expulsiones de prácticamente todas sus casas discográficas y filtraciones a internet de su propia autoría.

MC Ride a torso desnudo golpeando, escupiendo y lanzándose sobre su audiencia resume su espíritu: desafiante, siempre en rebelión con una industria que se camufla en la etiqueta de lo ‘indie’ pero que en realidad, hace uso de las mismas prácticas que denunciaron los propios Led Zeppelin a mediados de los 70s. Espíritu que una vez más, se apoderará de su próximo álbum.

Haciendo uso de sus redes sociales, el trío reveló la primera pieza del sucesor del aclamado ‘Bottomless Pit’ (2016). ‘Steroids (Crouching Tiger Hidden Gabber Megamix)’ se resume en 20 minutos de experimentación y abruptos cambios sonoros. Puedes escucharlo en este enlace.

No olvidemos que su más reciente registro fue en varias oportunidades comparado con lo que realizaba Frank Zappa: ofender, mostrar la música del futuro para ser tildados por los conservadores como un simple ‘payaseo’. “[…] podemos decir que “Bottomless Pit” es un muy buen álbum de una banda que sabemos podría dar más, y que nos tiene acostumbrados a romper paradigmas cada vez que anuncia un nuevo trabajo discográfico. En esta ocasión, se dedicaron a perfeccionar ese sonido que han venido trabajando en anteriores esfuerzos, y pese a que lo hacen muy bien, nos quedamos a la espera de ese momento que nos haga decir: ¿Qué diablos estoy escuchando? o afirmar “Estoy oyendo la música del futuro””, narra el portal Indiespace.

Mondosonoro por su parte hace énfasis en la ampliación de su espectro musical, junto a su agresividad de siempre: “[…] violencia en estado puro, violencia hecha arte. Música que te agarra las tripas, te las retuerce y te deja un mal cuerpo tremendo. Y por si no hubieran hecho ya suficiente, en esta nueva entrega se muestran todavía más incisivos y corrosivos. Musicalmente hablando suenan más rockeros y variados que nunca en un trabajo multidireccional en el que amplían horizontes y van a lugares a los que otros no llegan. Se acercan a la delgada línea roja y no solamente la traspasan sino que van mucho más allá. MC Ride está sublime, grita, canta, gruñe, gime, escupe y susurra dependiendo de lo que necesite la canción”.

Formados en 2010 como bien acota Fanmusicfest, se caracterizan por sus potentes letras y también envolvente sonido, que a veces incorpora batería o guitarras, siempre envueltas por un sonido muy limpio y electrónico. Se trata de una banda bastante controvertida, por muchos motivos. Para empezar, rompen con lo que es el rap y hip hop tradicional, ganándose el descrédito por parte del sector más conservador. Por otra, las letras no sólo son bastante radicales, sino que la banda también es bastante polémica.

Share Button
Al inicio