Editorial

Deftones: un clásico que nunca falla

Ya son 20 años desde su álbum debut y SGL fue el escenario perfecto para repasar los éxitos de principio a fin, llegando a su último título “Koi No Yokan” (2012).

Foto: Macarena Viza

Uno de los platos más fuertes de la jornada, sin duda. Un ex aeropuerto bastante más lleno de gente en comparación a la mañana y a las primeras horas de la tarde. A las 18:30 horas estaban todos instalados en el Stage 1 de SGL para recibir y deleitarse con la banda liderada por Camilo “Chino” Moreno, Deftones. Los chicos de Sacramento, California, arrasaron. Era un éxito seguro. No es la primera vez que la banda se presenta en Chile, donde siempre sorprenden  a sus fanáticos no tan sólo por su show, sino también por los clásicos que su gente escucha desde 1995 cuando lanzaron su primer disco, “Adrenaline”.

Ya son 20 años desde su álbum debut y SGL fue el escenario perfecto para repasar los éxitos de principio a fin, llegando a su último título “Koi No Yokan” (2012). Estaban completamente desplegados en el escenario, con la batería en alto y un Chino Moreno que se movía de lado a lado. Además, el vocalista se mostró bastante cercano a la gente. Incluso bajó a la primera fila de fanáticos para darles las manos y pasarles el micrófono. Así, los fans también fueron parte de más de un coro que la banda tocó. Esto, más la lujosa trayectoria de los californianos, hicieron que como siempre se ganaran al público desde su entrada hasta su salida del escenario.

La banda que dice tener influencias de The Cure, The Smiths y Faith No More (colegas que, mientras se escuchaba a Deftones, arreglaban el escenario del costado para presentarse a las 20 horas), cerró su show con un atardecer completamente rojizo que iluminaba el escenario. Una postal perfecta para empezar la cuenta regresiva del cierre de tremendo festival.

Share Button
Deftones: un clásico que nunca falla
Al inicio