Jerga literaria

Diarios, Kurt Cobain (2017)

Feminista, a favor del aborto, con la proyección en mente de que las mujeres gobernarían de una u cierta forma el mundo; contrario a la prensa especulativa, exagerada, desinformada y que para nada informaba.

Foto: Michel Linssen

Si bien el libro es del presente año 2017, estamos más que claros que el Diario de Kurt Cobain comenzó a escribirse en la década de los 80’, en los últimos años de esa década.

Sería raro reseñar un libro que tiene como único contenido el Diario de una persona, bajo esto, te planteo la pregunta: ¿estarías dispuesto a leer el diario de vida de alguna persona, cualquier persona, cercana o no? Esto lo pregunto, porque es sumamente transgresor hacerlo – por lo menos en los parámetros que la sociedad nos tiene –, y así se siente en este caso. La única diferencia es que algunos se toman del argumento de que como era una figura pública, su estado también lo es, en lo particular no creo exista diferencia en que sea o no una figura de pública, no por eso lo hace de “dominio” público.

Es tan rara la situación que al comienzo te puede detener: “No leas mi diario en mi ausencia”, así es la primera línea de la primera hoja de un cuaderno que utilizo Kurt Cobain para comenzar a escribir sobre su vida, su banda, su música y su crítica.

Omitiendo lo anterior, el diario es la mejor biografía que se pueda tener, es completamente orgánica de su ser, de su forma de existir y ver la vida. Sus primeros esbozos de canciones, sus ánimos de ser músico, su odio a tener fama, su humor en comics, su odio a la hipocresía, sus sentimientos y desencantos, todo eso está escrito de puño y letra de una de las mentes que marcaron la última década del siglo XX.

Sin fechas en la mayoría de sus textos, se puede ver cómo avanza Kurt Cobain por un camino de la fama que siempre odio, se percibe el cómo contempla a la sociedad. Desde ya el siglo pasado existían personas a favor de las minorías, que obviamente no las trataban como “minorías” como la literatura, quizás, de mala manera las ha señalado. Feminista, a favor del aborto, con la proyección en mente de que las mujeres gobernarían de una u cierta forma el mundo en algún futuro; contrario a la prensa especulativa, exagerada, desinformada y que para nada informaba. Crítica constante al hombre blanco que se cree superior a la mujer, a los afros, al mundo, solo por ser blanco, odio y repulsión a la hipocresía de la gente, su doble faceta, a sus ganas de hacer lo que sea por ser aceptados socialmente, aislado de su gente, de sus amistades. Consiente del bullying que generan los jóvenes – lo sufría también -.

Por otro lado, sobre Nirvana propiamente tal, hay curiosidades excepcionales, se denota el liderazgo que tenía en el trío de la banda. Esbozos de las letras de las canciones, su primer single, su primer contrato, su primera productora, sus cambios de bateristas, su amistad, su primera vez con la marihuana, su primera vez con la heroína, su primera instancia de sanación, su primera vez internado, su primera intención sexual, su primera y única hija, su música, sus gustos, su guitarra, su vida. Es crudo en algunos párrafos, divertido en otro, pero predomina lo profundo que pudo llegar a ser en su crítica social, su crítica a la música, y el desarrollo de su música, no se quedaba en la crítica, el construía lo que mejor podía hacer, no se consideraba el mejor, tampoco quería fama, solo quería hacer y tocar música.

A medida que avanza el libro con gran parte de su diario, se puede ver como aumenta de a poco la palabra “suicidio” entre sus letras.

Es un gran conjunto de hojas que permite conocer más a fondo a un artista que marcó vidas de muchos con su música, si no tienes la vergüenza de entrometerte en la vida de otro, es una buena opción para conocer a Kurt Cobain.

Share Button
Diarios, Kurt Cobain (2017)
Al inicio