Reviews

Grizzly Bear – Painted Ruins (2017)

‘Painted Ruins’ es un regreso a la forma que Grizzly Bear nos tenía acostumbrados. Sin ser un trabajo deslumbrante, tiene los recursos necesarios para ser un disco que merece muchas escuchas y especial atención. 

5 largos años tuvieron que pasar para que los de Brooklyn lanzaran un nuevo disco de estudio, una mitad de década después de aquel dubitativo ‘Shields’ del año 2012 que estaba sumamente cargado de cuerdas y canciones poco digeribles que no le hizo demasiada sombra a la obra cumbre que fue ‘Veckatimest’, largaduración del ya lejano 2009. El nuevo disco llamado ‘Painted Ruins’ viene con la misión de reafirmar el puesto de una de las bandas más prometedoras y novedosas del rock mundial. Esos que alguna vez fueron requeridos por los mismísimos Radiohead para que telonearan sus conciertos.

El comienzo con ‘Wasted Acres’ es un amanecer hecho canción. Concisa y precisa, el track inicial trae consigo los coros ya característicos del conjunto y buenas dosis de guitarras y percusiones. ‘Mourning Sound’ tiene a ser plana como una carretera, pero su aventura basada en sintetizadores y una consistente línea de bajo la hace un track memorable. ‘Four Cypresses’ es otro track que combina elementos del pasado y la vez futuristas. Un choque entre líneas de tiempo que recuerda un poco al sonido de los primeros discos de King Crimson.

‘Three Rings’ es densa en su sonido, pero no por eso una canción repetitiva o tediosa. De hecho, el track tiene varios matices que la hacen destacable como la base rítmica y el mismo coro. ‘Losing All Sense’ tiene una vibra ochentera y una instrumentación llena de ganchos en plan garage-rock, que la hace indispensable dentro del elepé. La esencia de rock clásico impuesta en ‘Aquarian’ y ‘Cut-Out’ se puede denotar a kilómetros de distancia, mientras que la tensión y suspenso instrumental hacen de ‘Glass Hillside’ uno de los mejores momentos del disco. ‘Systole’ también cautiva por su sonido onírico, mientras que otras como ‘Neighbors’ o ‘Sky Took Hold’ tienden a perderse un poco en su propia complejidad. 

‘Painted Ruins’ es un regreso a la forma que Grizzly Bear nos tenía acostumbrados. Sin ser un trabajo deslumbrante, tiene los recursos necesarios para ser un disco que merece muchas escuchas y especial atención. 

Share Button
Grizzly Bear – Painted Ruins (2017)
Al inicio