Sucesos

Los vestigios de Pink Floyd se tomarán el Victoria and Albert Museum en 2017

“Más que una exposición será una experiencia inmersiva y psicodélica en el mundo de Pink Floyd”, enfatiza Martin Roth, director del V&A. La iniciativa contará con la crucial curaduría de Hipgnosis, empresa encargada de diseñar escenarios en vivo y demás concepto de Pink Floyd.

ilustración: archivo internet

¿A dónde fueron a parar los vestigios de Pink Floyd? Es una pregunta que todo fanático del grupo británico más de una vez se ha hecho y que el Victoria and Albert Museum (V&A) londinense responderá entre mayo y octubre de 2017 con motivo de la celebración de los 50 años del lanzamiento del primer single de la banda, Arnold Layne; tendrá un show de luces y material en vivo nunca antes visto.

El montaje que ya se ha realizado con figuras como David Bowie o Alexander McQueen, reúne más de 350 objetos de las mentes tras The Dark Side of the Moon incluyendo instrumentos, manuscritos de las canciones, objetos personales y el clásico cerdo volador. “Decían que nos íbamos a quedar cortos, pero hemos sacado nuestras reliquias y tenemos de sobra para llenar salas y más salas del museo”, explica Nick Mason, ex batería del conjunto.

“Más que una exposición será una experiencia inmersiva y psicodélica en el mundo de Pink Floyd”, enfatiza Martin Roth, director del V&A tal como puntualiza ElMundo.es. La iniciativa contará con la crucial curaduría de Hipgnosis, empresa encargada de diseñar escenarios en vivo y demás concepto de Pink Floyd. “Pink Floyd rompió los moldes de las bandas de rock sinfónico y se adentró en campos como el diseño, la arquitectura o la imaginería visual. Sus conciertos eran impresionantes espectáculos de luz y sonido que forman ya parte de nuestra memoria colectiva”, agrega.

Mason explica que las intenciones de ‘revivir’ el espíritu Pink Floyd corren tanto por su cuenta como por la de David Gilmour y Roger Waters. “Yo he cedido mis platillos favoritos y toda la maquinaria que usábamos para grabar antes de la era digital, que ahora parece un viaje en el tiempo”, puntualiza.

En noticias relacionadas a los hombres que tocaron ante una audiencia fantasmal en Pompeya en 1972, recientemente se anunció la edición de su obra temprana, aquella que inició en el lisérgico UFO Club londinense en los años sesentas, y se expandió poco después de la desaparición del “diamante loco”. Pink Floyd The Early Years 1965-1972 parece ser una verdadera pieza para coleccionistas: tendrá un total de 11 horas y 45 minutos de audio, junto con 14 horas de material audiovisual.

En total serán 27 los discos que se reparten entre vinilos, CDs, DVDs y Blu-Rays, compuestos por canciones inéditas, sesiones de la BBC, remixes, outtakes, apariciones en la televisión británica, y nuevas tomas de sus conciertos. El boxset estará disponible desde el próximo 11 de noviembre.

[ilightbox id=”3″][/ilightbox]

 

Share Button
Al inicio