Editorial

Lucybell: “el CD es un bien de colección”

Con Claudio Valenzuela viviendo en Estados Unidos, “Magnético” tuvo sus primeros meses de gestación entre correos electrónicos y archivos en mp3 con Foncea y Caces acá en Santiago.

Foto: Prensa

Con la celebración de los 20 años de “Peces” (1995) y “Viajar” (1996), Cote Foncea y Eduardo Caces tuvieron que trabajar canciones compuestas en un tiempo donde aún no eran parte de la banda. El 2015 y 2016 fueron dos años en que Lucybell se dedicó a visitar su legado con dos discos que forman parte esencial de los noventa en Chile. Para Foncea y Caces, esas dos giras consecutivas influyen en la disposición que tuvieron para grabar Magnético.

Hay influencia tanto en el sonido y en el manejo de los instrumentos por parte de Francisco González y Marcelo Muñoz, batería y bajo de la primera época de la banda. Es Lucybell enfrentándose a Lucybell. “Tarde o temprano eso hace una especie de refresh de lo que estaba sucediendo en esa época y afecta lo que vas a hacer como músico, hasta con otras bandas. Con lo que he hecho con (Alain) Johannes, con lo que hace Eduardo en Testa y Valenzuela en su proyecto”, dice Foncea respecto a la visita a esa época.

Con Claudio Valenzuela viviendo en Estados Unidos, Magnético tuvo sus primeros meses de gestación entre correos electrónicos y archivos en mp3. Con Foncea y Caces acá en Santiago, las ideas se trasmitían incesantemente de forma que cuando llegara el momento de juntarse en el estudio, las canciones ya estuvieran trabajadas y pre-armadas. Foncea señala que “es el disco que menos ha cambiado desde la concepción de la canción hasta el final”. Todo enmarcado dentro de la premisa de trabaja todo en conjunto.

Recuerdan el caso de Fénix, un disco que les resultó tedioso por el hecho de estar separados y el hecho de que Claudio Valenzuela no iba a volver al país, pero en esta ocasión lo remediaron con un disco que debía salir sí o sí de un ciclo concentrados y sin distracciones.

“Todos los discos que hicimos anteriormente fueron hechos durante giras”, señalan que había que trabajar, mezclar y grabar rápido, por el poco tiempo que disponían. Lo de Magnético es un caso distinto. Tuvieron el tiempo para trabajar como banda y entregar un producto que dicen los dejó satisfechos tanto en por el proceso como por el resultado.

Esa libertad de acción también se tradujo en un nuevo ejercicio para la banda. Valenzuela, Caces y Foncea incursionando en instrumentos que no son los propios. Caces explica que es un intento por alejarse de su zona de confort y de crecer como músico. “Ojala todos los músicos tocáramos muchas cosas, mucha música. Eso es lo único que de alguna manera, al momento de hacer un Do mayor por ejemplo, lo haces con autoridad, con peso.”
Foncea agrega que “Esa es una de las características bonitas de la banda, es una banda inquieta. No es una banda donde permites colocarte en piloto automático. Si Valenzuela hace un loop, tiene otra visión de hacerlo que yo. Ves la misma canción desde dos ángulos distintos. Habían ocasiones en que resultaba y otras en que decidimos que era mejor volver a lo de siempre.”

“Cuando me acerco a ti” se publicó a inicios del 2016 en un momento en que la banda tenía otros planes para el nuevo disco. Se suponía que Magnético, a esas alturas sin nombre aún, estaría grabado en agosto de ese año y que su lanzamiento y promoción sería a finales del mismo, todo eso ya estaba anunciado en las entrevistas de esos meses. En un momento hasta pensaron dejar a un lado la idea de un disco y sólo lanzar singles. Cambios de agenda, cancelaciones de conciertos y los consejos de amigos que sugirieron que “los discos están listos cuando están listos” fueron postergando la grabación que culminó este verano, cuando estuvieron todas las canciones registradas y ya iniciado el proceso de producción.

Con el disco ya publicado, Caces y Foncea dicen sentirse sorprendidos. La banda realizó una pre-escucha con fanáticos y amigos personales, que les hizo darse cuenta del potencial de algunas canciones que no las consideraban tan relevantes y que encantaron a los asistentes. Cuenta que fue un proceso poco ortodoxo y no lineal en el sentido músico-productor-ingeniero. Alain Johannes produjo dos temas y el resto se dividió en dos personas en Santiago. Cuentan que es interesante la profundidad del universo que pueden gestar, con distintas visiones al haber muchas personas involucradas, y realidades subjetivas.

“Creo que el disco en un bien de colección”, dice enfático Foncea y con eso es posible descubrir por qué un banda de las proporciones de Lucybell publica su disco gratis por 24 horas y lo cuelga en YouTube para libre escucha. Hay una edición física de Magnético en camino, pero la idea de que las personas pudieran interiorizarse con las canciones y que se traduzca atraer a los fanáticos a sus conciertos fue el objetivo principal. “El fenómeno disco es algo que ya pasó”, dicen convencidos al mismo tiempo que recuerdan con nostalgia los días en que Lucybell escandalizaba el Paseo Ahumada durante la firma de sus discos, con cientos de personas haciendo fila frente a la extinguida Feria del Disco.

Lo que viene ahora para Magnético es hacer su debut en vivo. El 13 de agosto en Casapiedra se presentará Lucybell tocando de inicio a fin un disco que suena fresco y con canciones que no tienen nada que envidiar a las antiguas.

Share Button
Lucybell: “el CD es un bien de colección”
Al inicio