Editorial

Mogwai: Potencia Incandescente

FOTO: Pablo Benítez

Mogwai: 9 álbumes de estudio y 23 años de actividad prácticamente ininterrumpida. Fuerza instrumental que destella como uno de los pioneros de lo que se ha llamado post-rock, perteneciendo entonces a la primera sección de bandas -primera ola- que destellan desde el subgénero. Con toda esta experiencia e ímpetu, Mogwai continúa con su viaje sideral desde su más reciente lanzamiento discográfico titulado “Every Country’s Sun”, álbum con el cual se desprende el tour que los trajo de vuelta a Chile en la edición Otoño de los festivales Fauna este pasado 12 de Mayo.

Término utilizado por Simon Reynolds en el año 1994 en un review del “Black Psychosis” de Hex para la revista The Wire, el “post-rock” nace como género para poder describir a bandas de rock que excedían las barreras de este último. Así el término se utilizó para poder describir a agrupaciones que empleaban instrumentos propios del rock pero incorporando ritmos, armonías, melodías, timbres y progresiones que no se encuentran dentro de la tradición del género. Los orígenes del controversial post rock se trazan hasta el krautrock, el rock experimental, el progresivo, ambient, space rock, free jazz y la electrónica. Esta vasta base de datos se aproximaba bastante a lo que se consideraba avant rock, aún así logra emerger como género para acuñar un gran espectro de bandas no precisamente similares, entre ellas TortoiseSwans y Mogwai. 

El género, luego de 23 años en acción reconocida, alberga tan vasto listado que aparenta no tener límites en su práctica. Mogwai precisamente, pareciera que no haber podido sacarse aquel sello siendo uno de los –digamos- veteranos en aquel territorio. Hoy declaran su nuevo y propio grito enérgico, uno que nace desde aquellas aprehensiones que datan del 97, que datan de las categorías, las cuales el actual cuarteto ha podido barajar con equilibrio en su reciente producción discográfica titulada “Every Country’s Sun”. Y es exactamente aquello lo que liberaron con máxima potencia en Fauna Otoño.

Con una ansiedad máxima luego de que The Drums terminara su set, las mil guitarras de Mogwai ya tenían su lugar en el extendido escenario del Espacio Riesco. Daban justo las 9 con 30 minutos y los 5 integrantes llenaban en escenario con humildad: los veteranos Stuart Braithwaite, Barry Burns y Dominic Aitchison junto a los jóvenes nuevos miembros en vivo Alex Mackay y Cat Myers.

La emocionalidad intrínseca de este show comenzó con tres temas que se fundieron como una gran tormenta de sentimientos coloridos: “Crossing The Road Material“, “Jim Morrison” y “Party in the Dark“. Fue un extraño cambio desde el acto anterior hacia Mogwai, pero fue uno que sin duda tiñó de otros colores el escenario. Este trío de composiciones logró que en 15 minutos destellara todo aquello que esperábamos, una cascada de guitarras pacientes que se fundían entre sintetizadores y una batería punzante que desplegaba a Cat como una excelente adición a la agrupación. 

 

 

Party In The Dark” el segundo tema de “Every Country’s Sun” y el tercero en destellar en Fauna Otoño, incluía voces bañadas en reverb que nos devuelven a ratos al “Hardcore Will Never Die, But You Will”. Un tema que logra asentar la comodidad y entregar aquella fórmula que se remite a glorias pasadas, pero con aquel fresco impulso deseado. Este tema posee destellos interesantes que nos devuelven aquella urgencia que Mogwai despliega en sus producciones, con aquella sensación intrigante y tensa, que recorría los cuerpos de aquellos receptores anclados a la barrera del escenario.

Mientras Stuart nos agradecía en inglés y español cada aplauso con sinceridad, desde la lejanía se escuchaban gritos desesperados que pedían temas como “Satan” o “Rano Pano”, y fue justamente luego de que alguien gritó este último que dieron inicio a la máxima potencia de Mogwai: “Rano Pano” del “Hardcore Will Never Die, But You Will”. Este elegante tema nos inundaba con un crescendo voraz, podíamos adivinar sus movimientos y el fuzz que atravesaba nuestras sensibilidades. Fue aquel sumergimiento  de fuzz que se impuso como un inesperado toque de calidez, una sorpresa que nos bañaba de un profundo azul lejano.

Coolverine” apareció haciala mitad del show, un track que suavemente va incorporando sus capas, que se remite un tanto al cliché de las melodías del género pero mantiene a sus receptores enganchados en su gran espacio atmosférico. “Coolverine” se presenta como uno de los “drifters” más certeros de esta complejidad vivida el sábado, condensando en la densidad de los suaves pasajes sintetizados que destellaron desde Barry Burns.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Satan” y “Auto Rock” tiñeron a los receptores veteranos de una nostalgia potente que nos dirigía un atrevido viaje por el subconsciente, uno que nos dejó ansiosos luego de aquella presentación al aire libre el 2014 en Primavera Fauna- como se llamaba antes. Con “Old Poisons” dieron paso al encore que también estuvo ambientado por “Every Country’s Sun” con el tema que le da nombre al álbum. Con aquel tema destellaban todo aquel potencial del post rock cósmico como ellos mismos han nombrado, atendiendo no a ala urgencia musical si no a temas que demuestran paciencia que te sumergen en su emocionalidad y pretenden dirigir una travesía alternativa a lo que podemos consumir hoy como mainstream.

Fue con “We’re No Here” del “Mr. Beast” que se dio por finalizada esta jornada nostálgica y conciliadora, con un final penetrante, a tres guitarras de melancolía y potencia infinitas. Mogwai nos trajo un show fresco y certero, demostrando su consolidada carrera con tintes maduros y texturas incandescentes que destellaban desde aquel lejano 1997. Hoy nos entregan una formación increíble con dos adiciones que se integran por pérdidas de antiguos miembros, pero que brindan la euforia deseada de Mogwai, Cat Myers de la banda escocesa Honeybloods y Alex MacKay que el 2016 se graduó de composición en el Royal Conservatoire of Scotland.

Con mil agradecimientos de ambas partes, con la calidez y sinceridad que emanaba de las composiciones en vivo, Mogwai superó expectativas. Los escoceses desplegaron un show que entregaba una belleza brillante que destella una potencialidad emocional punzante. 1 hora y 30 minutos conscientes y que se sumergen en una elegancia casi de trance, con una euforia analgésica aliviadora. Mogwai liberó la potencia que logró elevarnos como espectadores de un momento inigualable. 

Setlist:

1..Crossing
2. Jim Morrison
3. Party in the Dark
4. Rano Pano
5. 2 Rights
6. Coolverine
7. Hunted
8. Satan
9. Auto Rock
10. Remurdered
11. Old Poisons
Encore
12. Every Country’s Sun
13. We’re No Here

Share Button
Mogwai: Potencia Incandescente
Al inicio