Editorial

Oh Sees: Feroces y maníacos

Oh Sees: 21 álbumes y 21 años ejercitando la practica musical. 21 años en los que la insistencia en el factor ilimitado de los géneros no ha cesado, así como su extenso listado de músicos colaboradores durante estas décadas. Hablar de Oh Sees hoy es relevante por dos razones esenciales: la primera es el lanzamiento de tres álbumes en un período de un año; la segunda, su adelantado y feroz aterrizaje a nuestras tierras en el marco del Festival En Órbita 2018 a desarrollarse el próximo 24 de Noviembre en la Cúpula Multiespacio.

Oh Sees resaltan con iridiscencia no solo por su cantidad de material discográfico, si no por sus extensos cambios de nombres, jugadas y guiños que siempre refieren a las mismas tres letras: OCS. Los actualmente llamados Oh Sees comienzan en 1997 como proyecto alterno y experimental de John Dwyer debutando aquel año como Orinoka Cash Suite, nombre que se extiende hasta el 2003 que reducen a tan solo OCS. 2005 es el año que mutan llamándose Orange County Sound y el 2006 adoptan una variación del título por el cual los reconocemos hoy: The Ohsees. Más tarde vino The Oh Sees y Thee Oh Sees, pero fue el año pasado que se redujeron a tan solo Oh Sees. ¿Algo confuso? Solo quizás.

Adentrándonos en lo que convoca, Oh Sees lanza el año pasado un proyecto titulado “Orc” que destella a la banda con segundo baterista: Paul Quattrone. Siendo Orc su álbum número 19 cuenta con una interesante gama de productores: Ty Segall, Eric Bauer y Enrique Tena, destellando aquel radiante y siniestro sonido que perdura en el ahora quinteto, solucionando su estética musical con la misma esencia que John Dwyer ha marcado. Como menciona Pitchfork en su review de Orc, el comienzo de tal acontecimiento “no es otro caso de Oh Sees reproduciendo su maníaco y motorik acto, si no conduciendo un viaje hacia lugares desconocidos, su velocidad estratosférica eventualmente se enfría con un órgano drone que hace un guiño hacia los próximos pasajes más calmados“.

Con esta gran jugada multifacética, que de hecho los llevó a ser uno de los mejores 50 álbumes del 2017 según Anthony Fantano, desplegaron otro tipo de armamento pesado, su álbum número 20 y la segunda producción del año titulada “Memory Of A Cut Off Head“. Esta vez su acercamiento fue un amaestrado y cohesivo giro soundscape, una jugada que se direcciona lo monótono y menos frenético, pero que a su vez lograba ensamblar un Oh Sees en su calidad más experimental hasta la fecha.

El más reciente deleite de Oh Sees es nada menos que “Smote Reverser“, producción lanzada apenas el 17 de Agosto del 2018 que cuenta con 11 temas que se tiñen de vibras prog y kraut que se prolongan desde el Orc, bañándonos de un LP que que se adentra en el cosmos musical. Aparentemente con este lanzamiento, el proceso de escritura de Dwyer se ha concentrado más en la improvisación que en la formalidad, destellando aproximaciones de a veces 12 minutos como lo es la efervescencia de “Anthemic Aggressor” por ejemplo.

Ya sea con Orc o con Smote Reverser, Oh Sees destellan la potencia que los ha hecho consolidarse, se arman desde la agresividad y desde la fusión multifacética de géneros sin prejuicios. Se conjugan como una de las jugadas más interesantes de la actual escena -entre comillas- garage rock estadounidense que cada vez nos sorprende con producciones y bandas más frenéticas. Oh Sees entonces, se inserta como un gran imperdible en la nueva fecha de En Órbita, y si han quedado dudas tan solo hay que revisar aquella sesión de KEXP. Desde lo frenético y maniático, Oh Sees se enfrenta a los clichés musicales con una discografía emocional y visceral. Nada más que esperar al próximo 24 de Noviembre, la cita es en el Teatro Caupolicán.

Share Button
Oh Sees: Feroces y maníacos
Al inicio