Sucesos

Rolling Stone recuerda el día en que Jim Morrison predijo el futuro de la música

“Puedo ver a un artista en solitario con un montón de cintas y eléctrica… Como una extensión del sintetizador Moog. Un teclado con la complejidad y riqueza de toda una orquesta. Hay alguien trabajando en un sótano, inventando una forma musical completamente nueva”, dijo el músico.

ilustración: mel marcelo

Una semana en Los Angeles fue la que compartió el corresponsal de Rolling Stone Jerry Hopkins con Jim Morrison. Era 1969, y el líder de The Doors se centraba más en su búsqueda existencial que en una musical: la poesía llegaba a su vida para no irse más, y su amor con Pamela Courson ocupaba su cuerpo y alma. Conversaciones con altas dosis de drogas, y litros de whisky terminaron siendo editadas por la citada revista en el 26 de julio del año en que Woodstock abrazó la paz. Declaraciones existenciales y románticas se pueden encontrar en ellas, pero la más destacable es sin lugar a dudas la profética opinión de Morrison sobre el futuro de la música.

“Una gran cantidad de personas como Mozart eran prodigios. Escribían brillantes obras a edades muy tempranas. Eso es probablemente lo que va a pasar: un chico brillante va a llegar y se va a hacer popular. Puedo ver a un artista en solitario con un montón de cintas y eléctrica… Como una extensión del sintetizador Moog. Un teclado con la complejidad y riqueza de toda una orquesta, ¿sabes? Hay alguien por ahí, trabajando en un sótano, inventando una forma musical completamente nueva”, puntualizó el músico sobre lo que el señalaba como “el futuro de la música”, una centrada netamente en la electrónica y con abuso del sintetizador.

Y si bien estas palabras de la mente tras The End se hicieron de conocimiento público hace ya varios años, hoy el mismo medio se encargó de recordarlas.  “Vamos a saber de él en un par de años. Sea lo que sea, me gustaría que fuera muy popular, que toque en grandes conciertos, no que sólo haga discos. En el Carnegie Hall, tocando en salas de baile…”, agregó.

No es necesario dar largas palabras para corroborar que Morrison no sólo se adelanto cerca de una década (fecha en que salió el primer hit bailable desarrollado en sintetizador), sino que en más de 30 años. Hoy en día la electrónica domina el mundo, y tiene cifras en ventas por sobre el rock o incluso el pop. Es más: salvo determinadas ramas, prácticamente todos los géneros se han aliado a los beats y sintetizadores.

Un profeta argentino

Pero el miembro del “club de los 27” no es el único que predijo lo que la música vive actualmente. Gustavo Cerati en entrevista con un corresponsal de MTV en plena grabación de Bocanada afirmó: “Hay muchas formas de hacer música que me gustan. Creo que la tecnología nos empezó a dar una cantidad de elementos para hacer con otros instrumentos que se han ido agregando a los que ya más o menos conocíamos. Después de la agonía del rock en cuanto a su fórmula, quizás el espíritu más rockero, entre comillas, e investigador y excitante, es la música electrónica”.

Y es que dio en el clavo. Luego de un auge colosal de la calidad musical en Argentina, las bandas giraban sobre un mismo círculo, casi como si se sintieran encerradas en una prisión que nunca existió. “Cuando veo lo que hay a mi alrededor , cuando prendo la radio, y escucho lo que hay, no me cabe la menor duda de que estoy por un buen camino”, expresó proféticamente en ese entonces.

Share Button
Al inicio