Editorial

The Holydrug Couple: Melancolía narcótica

The Holydrug Couple es exactamente lo que destella su nombre, un dúo que te atrapa con su majestuosa habilidad analgésica. En ya 10 años de recorrido como banda, los chilenos no han descansado en lo más mínimo elevando una discografía ininterrumpida desde el 2011 con el lanzamiento de “Awe”. Ese mismo sábado 12 de Mayo tendremos el agrado de presenciar esta brillante conformación que estará encargado de abrir el festival Fauna Otoño.

Todo este recorrido comienza el año 2008 con el encuentro de Ives Sepúlveda y Manuel Parra, lo cual llevó a que un año más tarde grabaran “Awe“, su primera largaduración que no lanzaron hasta el 2011, el cual fue el sucesor de “Ancient Land EP” lanzada en Febrero de ese mismo año. Como describen en su bandcamp Holydrug Couple lograron crear con una formación mínima una exploración que los llevaba hacia el blues y los pasajes que elevaban el trance. Como el ritmo de un tren y canciones en mid-tempo esta agrupación brindaba a su audiencia una densa y misteriosa energía que los bañaba de una personalidad que no tenía que ver demasiado con lo que estaba sucediendo musicalmente en el mainstream.

Noctuary” llegó en el 2013 y fue el álbum que propuesto a Holydrug como un dúo sólido y potente en el marco de las bandas chilenas que se apoderaban del sello Neoyorkino Sacred Bones. Este acontecimiento fue grabado, producido y escrito en su totalidad por Ives en Santiago en el estudio de BYM Records con la ayuda de la cabeza detrás de este sello Chileno: Nes. Fue este álbum precisamente el que trajo a la mesa la discusión sobre la supuesta “psicodelia” chilena que se insertaba como una escena en Santiago, tema que los ha perseguido durante un largo tiempo y que además se entrega de una forma muy azarosa luego del fenómeno de Tame Impala, y a lo que Ives respondió de una manera bastante acertada:

” ‘Psicodelia’ también no es como un nombre tan concreto para algo, hay cosas electrónicas que son psicodélicas, folklóricas que pueden ser psicodélicas, hay bandas que no se catalogan de psicodélicas y pueden hacer canciones así, es un término muy random. Encuentro que en general en Chile hay un montón de bandas buenas que salen, proyectos, gentes, pero  lo veo de una manera más general. Es como eso que hablaban de la escena del pop chileno, que también es falso, es medio iluso tratar de depender, encasillar a una escena de un país tan pequeño, y que sucede en una sola ciudad. No tiene mucho sentido en verdad“.

En 2015 vino “Moonlust” con una portaba que destellaba todos aquellos colores poco saturados que eran el antecedente del despliegue musical que sería entregado en esta ocasión. Aquí destellan 12 temas que colorean atmósferas y se atienen a un lenguaje evolucionado y más experimental que el anterior, atacando con más sintetizadores elevando ciertos tintes shoegaze. Este fue precisamente un acercamiento más delicado con un cierto tipo de romanticismo spacey, una melancolía que flota a través de todo el álbum siendo una especie de objeto de deseo lejano. “Dreamy” por ejemplo es un tema que resume el sentimiento general de “Moonlust”, melodías que se fusionan con derivados narcóticos del pop añadiendo texturas y cuerpo a esta sensible producción que destellaba como un sueño despierto.

Su más reciente despliegue discográfico fue “Soundtrack for Pantanal” el 22 de Octubre del 2016, el cual se conforma de canciones grabadas para su anterior álbum pero que conforman otro viaje musical. Son 9 canciones las que nos ofrecen en esta ocasión, las cuales conforman el soundtrack de un film ficticio, que sabiamente conforman una vista diferente, una secuencia de ensueño. Un álbum en sintonía con su trabajo anterior “Moonlust”, que a pesar de haber sido grabados en el mismo período, nos hablan de formas distintas, nos dejan otro sabor. El mismo Ives en una entrevista con este mismo medio describió esta producción analgésica en tan solo tres palabras, siendo éstas “Tormenta, alba, terciopelo”, una muy precisa descripción del recorrido sentimental que atraviesa este álbum.

Ives también nos agregaba sobre este álbum: “Yo tenía que grabar Moonlust para Sacred Bones Records, y entregarlo como para septiembre-octubre del 2014, entonces arrendé un taller y puse mi estudio ahí, y estuve grabando desde abril hasta septiembre lo que iba a ser el álbum. En el camino, empecé a componer otras canciones que no quedaban tan bien con el grupo de Moonlust y empecé a agruparlas en otra lista y de ahí nació la idea de hacer otro disco que se llamará Soundtrack For Pantanal.”

El dúo ya ha anunciado nuevo álbum, el cual estaría en este momento en proceso de grabación y sería su quinta entrega de larga duración en estos 10 años de coloridos sueños nostálgicos. The Holydrug Couple son una excelente forma de evadir la realidad estando al mismo tiempo en un extremo contacto con ella, son un obscuro objeto de deseo y nos presentan efectivamente una secuencia de sueños despiertos. Con su discografía nos han presentado un sugerente viaje por el inconsciente que combate el eterno regreso de lo idéntico. No queda más que saborear estos sueños en la próxima edición de Fauna Otoño como apertura del escenario.

 

Share Button
The Holydrug Couple: Melancolía narcótica
Al inicio