Connect with us

Opinión

Chile bajo la lupa de Chancho en Piedra

Es un grupo que tiene la maravillosa capacidad para describir situaciones que solo los chilenos nos preguntamos: ¿Por qué se cohíbe el año en casa ajena? O qué es mejor, ¿el durazno o el melón con vino? Pues bien, Ibeas y compañía lo pueden explicar a su propio ritmo.

Es un grupo que tiene la maravillosa capacidad para describir situaciones que solo los chilenos nos preguntamos: ¿Por qué se cohíbe el año en casa ajena? O qué es mejor, ¿el durazno o el melón con vino? Pues bien, Ibeas y compañía lo pueden explicar a su propio ritmo.

Hay toda una granja (con y sin súper bebés) que está a la espera del nuevo disco de los marranos líderes del funk rock nacional. Chancho en Piedra, el cuarteto liderado por Lalo Ibeas, esperan sorprendernos para julio o agosto con su octavo disco de canciones originales de la banda, luego de siete años de espera (sin contar los realizados en vivo). Un grupo para nostálgicos, con discos memorables y gloriosos(y otros no tanto, hay que decirlo), pero que nos recuerdan lo atractiva y metamórfica que puede ser la escena musical nacional.

Peter Rock, Mandolino, Enrique Maluenda, Pedro Messoni y hasta el Mago Oly, fueron testigos y “homenajeados” en el primer disco que los marranos quisieron mostrar, por allá por el 94, comenzando con un coro que nombraba a lo clásico de lo clásico de lo clásico de toda escena nacional, tan chileno como el chancho en piedra. “Peor es mascar lauchas” fue también el nombre de la primera canción del proyecto, la que, hasta hoy, es cortina inicial para la gran mayoría de los conciertos. Es que el ritmo del bajo se transformó en una tarjeta de presentación y que, a 22 años del nacimiento del cuarteto, da vida a recuerdos nostálgicos de quienes crecieron y tuvieron como primer juguete un lindo y anticuado Juanito, al que sacaban a pasear en cada tocata colegial a la que CHEP asistía y al que vestían de acuerdo a la moda del momento: Nintendo y sus monitos, StarWars y sus personajes, hasta políticos se pusieron la nariz de cerdo … ¡Juanito era un visionario!

“Peor es mascar lauchas” fue un disco que habló por sí solo, tónica que continuaría en varios de los trabajos.  Una manera de decir “peor es nada”. Así, Chancho en Piedra ponía énfasis al sello que los caracterizaría de ahí en adelante: la irreverencia, la ironía. Pero también, la empatía con la sociedad, la solidaridad, el decir “nosotros también somos parte de ella. También vemos las injusticias del sistema”, la mayoría de las veces con cierto toque de humor. Además de lograr una perfecta radiografía a los diversos sistemas sociales nacionales, la banda fue capaz de fotografiar los distintos perfiles del chileno. De tal manera, y a medida que avanzaban los años, nacieron temas como “Empresaurio”, dedicado a esos jefecitos dueños de feudo y que ven en sus empleados unos verdaderos vasallos. O “Huasónico”, para los chilenos de cartón que, una vez alcanzado el éxito, se olvidan de sus raíces (todos conocemos a uno, siempre está). Y varios dedicaron “Impostor” para zafar de alguna mala acción o reacción de la noche anterior (“ese no era yo, ¡el trago me cambió!, no tomo nunca más”).

Podríamos estar hasta mañana definiendo cada una de la canciones de los Chanchos, pero lo cierto es que todas nacen del mismo embrión: Chile. La desagradable rutina y presión chilenis operandien la que vivimos (“Vida de Oso”), el olvido y desprecio a lo viejo, creyendo que lo nuevo siempre es mejor (“Almacén”), los malditos cánones de belleza a los que erróneamente se cree que las mujeres nos tenemos que regir para resaltar (“Eligiendo una reina”), los estándares sociales que hay que cumplir privándonos de la libertad que tenemos de ser quienes somos (“Me vuelvo mono”). Y así … podemos estar toda una semana analizando cómo estos amigos de la infancia retratan tan perfectamente lo que sucede a nivel país.

Es un grupo que tiene la maravillosa capacidad para describir situaciones que solo los chilenos nos preguntamos: ¿Por qué se cohíbe el año en casa ajena? O qué es mejor, ¿el durazno o el melón con vino? Pues bien, Ibeas y compañía lo pueden explicar al ritmo de las timbaletas, los vientos, las cuerdas, la voz rockera de Lalo o los tonos funky y sabrosones de los hermanos Ilabaca.

Y ese amor por Chile se refleja no solo en sus letras,  sino también en sus presentaciones en vivo: ritmos nortinos, principalmente la tirana; una pareja de huasos bailando cueca; o covers de cantautores como Violeta Parra o Víctor Jara. Tanto así, que en 2011 lanzaron “Otra cosa es con guitarra”, disco homenaje a todos esos grupos y solistas del folclor chileno (Congreso, Florcita Motuda, Sol y Lluvia, entre otros).

Hermanos marranos, las ansias por saber qué se trae entre manos Chancho en Piedra con su disco son incontrolables. Quizás de qué manera describan a la sociedad en su nuevo trabajo.  Cómo se reirán de la moda de las selfies, el poder de las redes sociales las extrañas “tendencias”, ¡la política y sus ecuaces! Lalo, Toño, Kbzón y Pablo, material hay de sobra. ¡Hagan lo suyo!

Por Carola Hidalgo.

Staff CanchaGeneral

Algunos dicen estar en la cancha, nosotros somos la cancha. #CanchaGeneral

Most Popular

AM7: ¿Se viene un nuevo álbum de Arctic Monkeys?

Noticias

Pinta la calle con lo nuevo de Ángelo Pierattini: “Falsa Libertad”

Noticias

Damon Albarn se acerca al conejo malo: “He estado hablando con Bad Bunny, me encantaría trabajar con él”

Noticias

Blackpink – The Album (2020)

Reseñas

Advertisement
Advertisement
Connect