Connect with us

Entrevistas

Cromantis: Del hobby de las batallas al experimento de la música

“En Chile y en otras partes del mundo se presenta mucho esta relación entre una persona que es posesiva y agresiva, frente a una que es insegura y que tiene miedo, porque todas las personas somos diferentes”

Foto Prensa

Por Patricio Piña Fernández

Valentina Bustos, conocida por su proyecto musical como Cromantis, comenzó desde muy temprana edad a escribir. Desde la educación básica que sus profesoras de Lenguaje empezaron a destacar la manera en la que redactaba los trabajos que le solicitaban, los que siempre eran resaltados dentro del curso. Y es que su hermano (Mijael Bustos) tuvo mucho que ver con esta dedicación, ya que le hacía leer literatura cuando era muy pequeña: cuando ella quería salir a jugar, él no le daba permiso hasta que leyera unas 20 páginas de algún libro, por lo que siempre estuvo muy a fin con el significado de las palabras y las rimas.

Es así como desde su infancia hasta la actualidad estuvo interiorizada y familiarizada con la lectura. “Mis autores favoritos de literatura son Alessandro Baricco y Roberto Bolaño. Y mi poeta favorito es Mario Benedetti, sus poemas me encantan”, comenta Cromantis. Pero más allá de la escritura propiamente tradicional, a Valentina la esperaba un mundo distinto, el mundo de las batallas de freestyle. Cuando tenía tan sólo 15 años, fue que decidió probar éxito improvisando por las plazas de Santiago, siendo una de las primeras mujeres inscritas en batallas callejeras en el país.

En ese momento nace Cromantis, nombre que tiene como significado ser una mezcla entre el concepto de cromática, porque le gusta el arte; y la mantis religiosa, que tiene un órgano similar al oído en el centro del pecho, y que por eso “es un personaje que tiene muchos matices y puede escuchar desde el alma”, según así mismo ella se interpreta. Sin embargo, después de casi cuatro años participando al interior de este circuito, la joven artista decidió dejar atrás las batallas de la DEM para incursionar en el mundo de la música.

Para este año fue que decidió abrirse camino con su proyecto musical antes de entrar directamente a la universidad, aprovechando que estaba complicado el panorama por la pandemia y que también, se dio la oportunidad de haber firmado por Warner Music. “Me benefició no entrar a la U, porque en este año aprendí mucho sobre mí misma, me sirvió mucho para inspirarme componer, escribir y poder grabar canciones”.

Esta especie de interiorización trajo sus frutos cuando estrenó con tan sólo 18 años, “Red”, una canción que fue grabada en Buenos Aires antes de la pandemia, y que mezcla distintos sonidos como el pop, el reggaetón y el R&B. Sin embargo, estos géneros no son parte de un formato predefinido, ya que explica que “me gusta mucho experimentar también en lo que es el soul, el dancehall, las bases de trap y los elementos de jazz”.

Con respecto a la realización de su reciente videoclip, Valentina contó con la colaboración de muchas personas que estuvieron involucradas. Por su parte, “Los Reyes del Parque” estuvieron encargados de la parte de producción ejecutiva, quienes tuvieron la participación de Mijael Bustos y Diego Saldivia atendiendo esta labor. Así mismo, también estuvo Álvaro Anguita en la dirección general; Felipe Jesus en la dirección de movimiento; y un gran número de bailarines; entre otros.

Una coreografía que confluye con el sentido que tiene la letra de esta canción, una propuesta que estuvo a cargo del – valga la redundancia – coreógrafo encargado, Felipe Jesús. No obstante, él no estuvo solo en esto, ya que en todo el proceso de realización estuvo presente el ya mencionado Álvaro Anguita y también, obviamente estuvo ella.

Un desarrollo escénico que ha sido totalmente nuevo para Valentina, por lo que comenta: “aprenderme la coreografía fue algo complicado e intenso. No soy bailarina y a lo más que había hecho algún tipo de baile fue cuando me tocaba estar en las presentaciones del Colegio, pero el coreógrafo es 100 % seco, me ayudó mucho y me dio la confianza para poder lograrla. Aunque igualmente, cuando había ciertos pasos que no me gustaban o, mejor dicho, que me costaban, prefería cambiarlos”.

Una red de encierro

La coreografía tiene mucha relación con el concepto de la mantis religiosa, pero también tiene que ver con los espacios sobre la historia que cuenta esta canción. Esto queda claro en el vídeo, debido a que, en el primer coro, se puede ver que las figuras que acompañan a Cromantis abordan una red de encierro; mientras que en el segundo coro hay un enfrentamiento entre ella y una figura que la mantiene en esta relación tóxica; en tanto, concluye cuando estas figuras quedan bajo la protagonista, quien puede liberarse de esta red que la contiene.

¿En qué te inspiraste para componer líricamente esta canción? “Para Red me inspiré en todo lo que es mi vida y mi entorno, en lo que es la baja autoestima e inseguridad que veo en la sociedad y en mí misma también. En cómo mucha gente se aprovecha de esta baja autoestima de las otras personas para manipularles y marcar posición sobre ellas”.

Un sencillo que forma parte de un relato que muestra cómo esta persona, representada por Cromantis en el vídeo, logra darse cuenta y salir de ese encierro, de esa mente dormida que se tiene al tener estas inseguridades y de dejarse llevar por alguien que te hace sentir confortable por un momento, pero que, al fin y al cabo, te significa ser parte de una relación amorosa que resulta ser tóxica.

En Chile y en otras partes del mundo se presenta mucho esta relación entre una persona que es posesiva y agresiva, frente a una que es insegura y que tiene miedo, porque todas las personas somos diferentes. Siempre están estas relaciones no sólo en el aspecto amoroso, sino familiar o de amistad, donde hay gente que quiere apoderarse de tu persona por ser más cohibida o introvertida”, argumenta Cromantis. Y es que, para ella, el llamado que se debe hacer es bastante claro: “es momento de no dejarse poseer por nadie”.

Destacar también, que parte de la letra de este single tiene que ver con un cuento que Valentina tenía escrito hace algún tiempo, el cual se llama “La araña y la mosca”. En un principio, esta composición lírica fue acompañada por una música que tenía un estilo más trap, pero que tiempo después, fue corregida por algo más vinculado al pop, lo que fue pensado así por lo pegajoso que es este sonido en cuanto a coros y a ritmo.

Red no será parte de un disco, resulta ser un single como tal. Sin embargo, ella asegura que “igualmente hay que ver qué pasa en un futuro”.

El ambiente masculino del freestyle

El freestyle ha sido parte esencial de su vida. Gracias a él pudo demostrar que tenía pasta para poder improvisar en distintos tipos de beat. Así mismo, casi el mismo nivel de importancia ha tenido para ella el feminismo, y, de hecho, en su ocasión creó Inmuba Free, un colectivo de inclusión de las mujeres en las batallas de freestyle, el que fundó y organizó con el objetivo de motivar a mujeres a que se atreviesen a meterse en este mundo.

Un mundo de las batallas el cual ha estado inmerso en un ambiente bastante masculino, llegando incluso a lo misógino en muchas de las rimas que los mismos raperos lanzan cuando les toca subirse a estas pistas, por lo que preguntarle a ella si es que ha notado algún cambio significativo con respecto a esto mismo, resulta pertinente. “Realmente vi que hubo un cambio al ver que había mujeres que respondían con harta garra al machismo que les tiraban. Al final ellos quedaban mal y, por consiguiente, empezaban a cuestionarse si seguirían tirando rimas misóginas o no. Sigue habiendo un ambiente bastante machista, pero ha habido un cambio notorio y estoy muy feliz por aquello”, señala.

Decir, también que, para la desilusión de sus seguidores, esta emergente música nacional no planea seguir vinculada al mundo de las batallas de freestyle, ya que desea enfocarse 100 % en su proyecto musical. “Las batallas eran un hobby, que me dieron un reconocimiento y un espacio que les agradezco mucho, pero creo que es momento de que me pueda enfocar en mi proyecto musical y abrirme a nuevos caminos”, finaliza. Aunque, igualmente, seguirá vinculada al freestyle, debido a que, para crear canciones, todo rapero necesita mantener vigente la práctica.

Algunos dicen estar en la cancha, nosotros somos la cancha. #CanchaGeneral

Most Popular

The Black Keys de fiesta: se anuncia reedición de El Camino

Noticias

Magdalena Bay, el dúo que debes conocer: escucha “You Lose!”

Noticias

“In the Gloaming”, la gema pulsante de Trentemøller

Noticias

Stereo Génesis: Nación en Vivo, los Registros de la Música Chilena

Noticias

Connect

Respi ramos Música

La música que amas

Te enviaremos lo mejor de la música que amas, esa que compartimos como una expresión de arte y que nos hace vibrar el corazón