Connect with us

La falta de espacios para eventos masivos dentro del circuito Valparaíso-Viña del Mar, hace que disminuya sustancialmente la oferta y cartelera dentro de estas emblemáticas ciudades en torno a la industria musical y las audiencias. La interesante apuesta que realizó el festival Jardín Stéreo marca un precedente dentro de la creación de espacios y apertura a nuevos circuitos dentro de la región, en donde cientos de personas sintieron la comodidad y el placer de sentarse en el pasto o en el palco del Sporting Club a ver bandas.

El festival funciona para ejemplificar de cómo la apertura de espacios y la innovación debiese ser la apuesta dentro de las productoras regionales para atreverse a traer bandas y hacer sentir a la gente cómoda, en sus precios, y, por sobretodo, en la amplificación. El buen ambiente, la disposición de espacios, baños, fila para comida y tragos, funcionó en su perfecto rodaje para ser la primera edición de este festival.

Un festival que tuvo a la cabeza a los argentinos de Boom Boom Kid, Astro, Anita Tijoux y al sensacional trió electrónico Matanza, que trajeron aires frescos a la escena regional. 24 artistas en total, que se dividieron en escenarios para las bandas y para djs de música electrónica, aporta un aire fresco y abre nuevos espacios como el Sporting Club, que no solo sirve para traer a djs “electrónicos” como David Guetta o a pelmazos parecidos. Un espacio que también se posiciona para amplificar la escena nacional, y por sobretodo, regional.

Written By

Abogado en el título y periodista en el oficio. Haciendo la pega estilo Keith Richards en Cancha General. #Temucano

Most Popular

Tirzah comparte cortometraje de su sencillo “Hive Mind”

Noticias

The Black Keys de fiesta: se anuncia reedición de El Camino

Noticias

KID A MNESIA, el impactante nuevo relanzamiento de Radiohead

Noticias

Álbumes de Brockhampton y Kevin Abstract se aplazan a 2022

Noticias

Advertisement
Connect

Respi ramos Música

La música que amas

Te enviaremos lo mejor de la música que amas, esa que compartimos como una expresión de arte y que nos hace vibrar el corazón