Connect with us

James Murphy, el ex líder de LCD Soundsystem, es simplemente genial a la hora de crear sonidos. Tanto por lo simple que hace que parezca y por la calidad final de los resultados.  Es un músico innovador e interesante que el año pasado se alzó como uno de los mejores productores que habita en el mercado hoy por hoy.

En asociación con IBM, el ya citado artista transformará información sonora del torneo de Tennis U.S. Open, que se está llevando a cabo actualmente, en 400 horas de música.

Murphy y la empresa de tecnología se unieron para crear un algoritmo que transformará cada juego en una canción única. ”No me sentaré aquí y tocaré 400 horas de música”, dice Murphy en el video promocional de este proyecto, “estoy preparando una máquina para que haga eso por mí. No estoy escribiendo música, estoy generando probabilidades para la música”.

¿Cómo funciona el cuento? Cada corte tiene un número de partido y ronda junto a una descripción escrita por el propio Murphy. Por ejemplo la siguiente de “Match 4” según apunta Warp: ““Cuando un jugador joven es mejor que un jugador cabeza de serie, al igual que en este partido del 25 de agosto, es obligado hacer algo de ruido. Y en este caso el ruido es glorioso: una serie de simples, casi dulces, notas de apertura que se transforman lentamente en sonidos maduros inesperadamente intensos. Beats brotan de la nada, rápidamente toman el relevo y establecen una dirección nueva y sin concesiones para la pista.”

Written By

Abogado en el título y periodista en el oficio. Haciendo la pega estilo Keith Richards en Cancha General. #Temucano

Most Popular

Arctic Monkeys: Whatever PeopleSay I Am, That’s What I’m Not o cómo debutar a lo grande

Reseñas

Mario Gutiérrez, Los Ángeles Negros y un mundo de samples

Listas

Las fotos pérdidas de Janis Joplin en Río de Janeiro

Noticias

Kinética: electrónica, pop y danza contemporánea en “Live de fin de mundo”

Entrevistas

Advertisement
Connect

Respi ramos Música

La música que amas

Te enviaremos lo mejor de la música que amas, esa que compartimos como una expresión de arte y que nos hace vibrar el corazón