Connect with us

Recomendados

Jessie Ware – What’s Your Pleasure? (2020)

Testamento irrevocable del poder magnético de Jessie Ware, su cuarto disco representa una evolución inesperada, reivindicación de sus talentos vocales y compositivos a gran escala, y un triunfal reencuentro con la escena que la vio dar sus primeros pasos.

Desde sus inicios en la música, Jessie Ware ha apostado sus fichas balanceando entre la fluida gracia de sus talentos, y su ímpetu en una búsqueda por significados reveladores, emociones poderosas y la dicha del amor y la vida. Luego de que sus incursiones previas dieran con derroteros algo carentes de su potencial, la intérprete de “Say You Love Me” ha apostado por cristalizar toda su creatividad y energía en What’s Your Pleasure?, una gema verdaderamente única de escapismo y celebración.

La génesis de este anticipado proyecto radica en la insatisfacción de Jessie tras sus últimos álbumes. Sintiendo una desconexión profunda con la música en sí, la joven artista volcó sus esfuerzos a Table Manners, el podcast sobre comida que comparte con su madre. El estímulo positivo de dicho proyecto fue el impulsor de su nuevo enfoque: para poder crear una experiencia trascendente en la vida, es necesario encantarnos de nuevo y encontrar la diversión en el día a día.

Contando con la producción de James Ford (de Simian Mobile Disco), KindnessBenji B y Joe Mount (de Metronomy), Jessie Ware creó una fantasía club de proporciones olímpicas. What’s Your Pleasure? es dinámico y versátil, pero también contemplativo y multidimensional, la satisfactoria ejecución de una visión artística concreta y equilibrada. Esta dirección no es extraña en el sendero de la compositora. Su currículo cuenta con credenciales de honor, en forma de colaboraciones con figuras de la electrónica británica como Joker, Katy B y SBTRKT.

“Uno de los talentos más valiosos de Jessie Ware es su capacidad para capturar un sentimiento en toda su honestidad”

“Dime cuándo voy a tener más que un sueño de ti / Porque un sueño es solo un sueño / y yo no quiero dormir esta noche”, confiesa la cantante en los primeros momentos de “Spotlight”, y entonces comienza la aventura. Un beat marchante sostiene esta impecable joya de city pop, reforzada por un delirante riff de guitarra y un elástico efecto de sonido que aumenta la vibra juguetona. Una pasión ardiente encarna la interpretación vocal de Jessie, ansiosa, deseosa de ese momento de gloria, y anhelando que lo compartamos con ella.

La exuberancia innata del dance y toda su historia corren por las venas de este elepé. El liso ritmo róbotico de “What’s Your Pleasure” recuerda a la elegancia glacial de Sophie Ellis-Bextor, mientras que “Soul Control” vibra con la electricidad de los cortes en el emblemático Fever (2001) de Kylie Minogue, dejando a su vez espacio para una línea de teclado que lleva dentro el alma del Hi-NRG ochentero. Posteriormente, el freestyle sintético pulsante de “Read My Lips” asesta un golpe de adrenalina y coquetería muy bienvenidos en el último tramo de la colección. La compositora ejecuta estos guiños a dichas expresiones musicales con un cuidado y respeto palpables.

Uno de los talentos más valiosos de Jessie Ware es su capacidad para capturar un sentimiento en toda su honestidad, maximizando su potencia con espectacular precisión. “Save A Kiss”, revestida por paredes de sintetizadores que rebotan dramáticamente entre sí, crea a partir de un encuentro fugaz una oportunidad sísmica, del tipo de aquellas que son de una en millones de galaxias. “Te prometo que no tardara mucho / Solo salva un poco de tu amor, corazón”, ordena con gran autoridad la cantautora. Ante la eufórica explosión de dicho número, no hay más que hacer que rendirse.

What’s Your Pleasure? sabe calibrar la variación de tempos sin que sus momentos más lentos sucumban ante la falta de garra que afectó a Glasshouse (2017), su oferta anterior. En “Adore You”, la cantante honra la llegada de su segundo hijo, con una oda al amor familiar que cuenta con una hipnótica producción por parte del cabecilla de Metronomy, Joe Mount, pero distante del sonido de su banda original. “Step Into My Life” se lleva a sí misma con fascinante actitud y descaro, su sección de vientos dotándole una atmósfera similar a la de la música de la leyenda soul Lisa Stansfield.

“Un buen recordatorio de por qué nos encantamos tanto con Jessie en primer lugar”

Es prácticamente imposible que la música popular moderna no haga ecos de su propia existencia, de sus vidas pasadas. Al traer a la vida la progresión melódica de “Cruel Summer” de Bananarama, empleada sobre un crujiente beat con sabor a Ibiza y verano europeo, “Mirage (Don’t Stop)” toma la ejecución de una interpolación con gran maestría. “La noche anterior bailamos / y pensé que me estabas salvando la vida”, revela Jessie con delicada intimidad, haciendo del acto de perderte en la pista de baile un hecho de incomparable trascendencia.

Explicando la pieza final del álbum en una entrevista con Apple Music, Jessie recuerda: “escribí esta canción cuando Boris Johnson se había instalado en Downing Street [asumiendo el rol de Primer Ministro en Reino Unido], y las cosas estaban miserables. Todo lo que podía salir mal estaba saliendo mal”. Esta ligera apreciación política habla al corazón del pesimismo que invadía al país en el momento, y por consiguiente, la artista se despide con “Remember Where You Are”, una devastadora pero optimista pieza que, fundiéndose con los cimientos downtempo que le fueron claves a su magnificente debut, Devotion (2012), sirve como un buen recordatorio de por qué nos encantamos tanto con Jessie en primer lugar.

En este cuerpo de trabajo, su creadora demuestra que el escapismo del pop puede tener pertinencia, resonancia emocional y además levantar los espíritus y los ánimos sin recurrir a lugares comunes en lo lírico ni caer en reciclajes o tendencias repetitivas en las composiciones. La radical meditación de “Remember” invita a tomar en cuenta que no por disfrutar un momento, estamos dejando de lado los siempre presentes dolores y traumas. Lejos de ello, significa abrazar el alivio en lo fugaz de la experiencia humana.

Queda más que claro que al final de esta experiencia, Jessie Ware ha recordado lo importante que es divertirse, dejarse llevar por la novedad y poder reconectarse con las pasiones que nos conducen. En un momento como el que atravesamos, se hace imposible poder disfrutar en medio de la desolación colectiva. Pero lejos de sonar fuera de lugar, su nuevo trabajo realiza la pregunta fundamental y sin peros en su propio título: ¿cuál es tu fuego interno? ¿Qué es lo que te conduce y te hace levantarte en la mañana con ganas de más?

What’s Your Pleasure? se une en las filas del ejército de pop escapista que alivia la sed por tiempos mejores (véase: Future NostalgiaChromatica), aquel que estaba preparado para el campo de batalla que es la pista de baile. Dicha lucha no es posible de llevar a cabo en las condiciones del mundo presente, pero cuando llegue el momento, este álbum no habrá perdido ni un trocito de su relevancia. Tal es el poder magnético de Jessie Ware, corazón sintiente y vibrante de nuestra conciencia escapista, recordando la importancia de mantener nuestros fuegos internos fluyendo.

Periodista. Colaborando desde la Cancha.

Most Popular

30 años: Soda Stereo – Canción Animal (1990)

Recomendados

Denzel Curry by Denzel Curry: “Quiero que digan que soy un tipo que hizo lo que quiso”

Entrevistas

La Unidad Popular – Alfredo Sepúlveda (2020)

Jerga literaria

Videos del mes_ JULIO (: Videos del mes_ JULIO (:

Ojos de Videotape: Lo que nos voló la cabeza en julio

Listas

Advertisement
Advertisement
Connect