Connect with us

Opinión

Músicas que le declararon la guerra al estereotipo de la mujer perfecta

Te presentamos a nuestras heroínas, quienes con fuerza y valentía se declararon en pie de guerra frente al estereotipo patriarcal de la mujer-música perfecta

Mujeres Guerreras_ Bloque Feminista

La valentía y la fortaleza son los cimientos con los que presentamos hoy a nuestras cinco artistas guerreras. Desde las intensas críticas que rondan entre la vestimenta, la sexualidad, el “aparente libertinaje”, estas cinco artistas destruyen el ideal que se nos ha presentado de “mujer perfecta”, proporcionando una vista amplia e interseccional de lo que significa ser parte del género femenino y hacer presencia dentro de la escena musical que por esencia es hegemónicamente patriarcal. Es por esto que, para poner en jaque la agenda, PJ Harvey, Candace Kucsulain, Hayley Williams, Morgan Lee Lander, y Björk son nuestras heroínas escogidas para representar las diversas formas en las que la resistencia femenina surge como forma de liberación.

PJ Harvey

PJ Harvey nos ha demostrado ser una fortaleza en la escena musical alternativa desde un temprano 1992 cuando lanza su debut “Dry”. Desde aquellos lejanos noventa, Polly Jean se mostraba como intrépida respecto a sus referencias musicales y su extenso repertorio de instrumentos; su material no era agresivo, más bien estaba derivado del grunge y el stoner que se desarrollaba por los mismos años. Polly se insertaba en una escena inglesa dominada por hombres y la crítica musical se encargó de fomentar una imagen de “mujer agresiva y desinhibida”, juzgando cada veta de su quehacer.

Una de las más potentes frases que levanta PJ respecto de esta secuencia de mal interpretaciones, fue justamente para el lanzamiento del “To Bring You My Love” cuando presenta “Down By The Water” como el single principal: .Algunos críticos han tomado mi escritura tan literal al punto en que escuchan ‘Down By The Water’ y creen que realmente tuve una hija y que la ahogué. Aquí nos cuestionamos dos temas importantes para esta narrativa que nos propone PJ; primero entra en un “mundo compuesto por lo masculino” siendo una atípica representación de la mujer, como nos presentó Debbie Harry o Grace Jones década antes. Segundo Polly componía y escribía no desde una manera autobiográfica, sino que presentaba distintos personajes, personas y perspectivas en sus letras. Entonces ¿por qué la crítica la desintegra?

La respuesta es fácil, PJ Harvey es una mujer que deconstruye el imaginario de la mujer perfecta y se integra en un mundo encapsulado por los rockstars masculinos. Ella forja una imagen imponente, con colores brillantes, maquillaje intrépido que denotan justamente esta ultra feminización que los medios querían imponer en ella. Pj Harvey cuestiona estos roles y los expone sobre su cuerpo, sobre su música y sobre su performance escénica. PJ Harvey jamás le ha debido nada a nadie. Desde adentro Polly intenta darle espacio a músicas que desbordan las expectativas del patriarcado, y justamente se burla de aquellas normas que la aprisionan, pero que la liberan en su propuesta artística. “Sheela-Na-Gig” se su debut es un ejemplo de aquello diciéndonos:

“Look at these, my child-bearing hips
Look at these, my ruby red ruby lips
Look at these my work strong arms and
You’ve got to see my bottle full of charm

Sheela-na-gig, sheela-na-gig
You exhibitionist

He said ‘wash your breasts, I don’t want to be unclean’
He said ‘please take those dirty pillows away from me’ “

Candace Kucsulain

Desde las bases del mundo metalcore, es que Candace aparece como aquella mujer que viene a desestructurar el imaginario de la mujer perfecta; quién motivada por la potencia de la originalidad, deconstruyó e hizo un espacio para las mujeres dentro de uno de los contextos más patriarcales como lo es el mundo del hardcore.

La relación de Candace con la música inicia en 1996 siendo la voz de la banda de Death Metal Apathemy, experiencia que la llevó a desarrollar ese timbre de voz tan característico. Para el año 1998, decidió audicionar para Walls of Jericho, banda que logró equilibrar la vieja escuela del hardcore con el trashmetal. Es en este contexto en el que Kucsulain desarrolla con profesionalismo un tono de voz comúnmente conocido como “gutural”, bastante particular y poco usual en las mujeres del circuito musical, lo que por consecuencia se transformó en el alma y la esencia propia de Walls Of Jericho, otorgándole así el verdadero sello a una de las bandas más importantes de la escena metalcore de los 2000.

Por otra parte, un detalle no menor que construye a ésta mujer como una de nuestras guerreras es que luego de enterarse del cáncer cerebral de su hermano durante el año 2013, comenzó un duro entrenamiento para dedicarse al levantamiento de pesas, para así juntar fondos a niños con cáncer y enfermedades terminales. Es en este punto en el que para Candace, el imaginario de la mujer perfecta se transforma únicamente en eso un “imaginario”, comprendiendo que la motivación genuina y movilizadora siempre debe emerger del querer hacer algo sin miedo, y sin restricciones

Desde esta perspectiva, Candace se transforma así en una de nuestras heroínas debido a la importancia de ésta mujer en la escena hardcore americana, puesto que es una de las pioneras en abrir el espacio a las mujeres en un estilo cargado de machismo y paternalismo, el que eternamente se ha caracterizado por cosificar a las mujeres un espacio reducido únicamente a ser “musas”, apelando directamente a las relaciones de poder contenidas en la subyugación sexual. 

Por otro lado, el legado que construido Kucsulain se ha permanecido latente hasta el día de hoy debido a las mujeres que han seguido la carrera de la artista y han hecho de su historia una historia a voces, han hecho que su legado esté manifiesto a pesar de que los medios y la crítica musical no le dan relevancia. Somos las mismas mujeres que hemos hecho de Candace una de las guerreras del patriarcado, y que para Kucsilain El hecho de que algunas mujeres emerjan es increíble, hay que darles credibilidad”

Es por esta razón que la imagen de la voz de Walls of Jericho invita a replantearnos el machismo solapado que existe en diversos medios que han negado la verdadera relevancia que merece el legado de Kucsulain, ya que nos invita a replantearnos la forma en que se consume la música desde éste género en particular, y también cómo se estructuran las formas de difusión y divulgación de propuestas artísticas, porque: ¿es acaso que la figura de Candance ha sido minimizada por el mero hecho de ser una mujer de la escena más dura del hardcore?

Hayley Williams

Hayley Williams ha luchado desde los 16 años, a la salida del “All We know Is Falling”, con las expectativas que los medios de comunicación tienen respecto de una frontwoman y vocalista potente. Con un rango vocal impresionante que destellaba los naranjos saturados de su cabello, Hayley se mantuvo firme en la temprana escena “emo” del 2005. Sin embargo, su intención jamás fue ser el centro de la banda, siendo que la composición y escritura estaba igualmente dividida, con una dinámica equitativa dentro de los 15 años que llevan ya activos.

Sin embargo esta apariencia potente, colorida y propia fue el objetivo de los medios y críticos. La pregunta jamás fue quién es realmente Hayley, más bien extender una serie de rumores y falsas aseveraciones respecto de su vida e intenciones. Lamentablemente una mujer en la industria musical que se le critica su identidad y sus decisiones, su sexualidad y su apariencia no es una novedad, pero es sólo en los recientes años y tras la publicación este 2020 de su álbum solitario que ha llegado a formar cierta paz con esta etapa. Justamente la pregunta central de los medios, luego del “Riot!”, fue ¿cuándo Hayley desechará a su banda para formar su carrera solista?

Su imagen de tirana y villana fue una que la acechó durante años, sobretodo cuando los hermanos Farro dejan Paramore por diferencias creativas y una vida lejos de los tours. “Hayley fue la culpable, su ego, su tiranía, etc”. ¿No les parece injusto pensando desde hoy la focalización de los medios hacia esta artista? Como mencionamos con PJ Harvey, muchas de las respuestas pueden ser encontradas en la imagen de fortaleza y una identidad precisa que deconstruyen la imagen de una mujer estereotipo: Hayley, como todas las mujeres que les presentamos hoy denotan aquella cualidad potente de una mujer, un peligro para el gran esquema del patriarcado. En este sentido el vídeo de “Misery Business” podría representar esta imagen siendo arrastrada en la vida cotidiana.

Siendo la heroína de nuestra adolescencia, Hayley Williams nos mostraba a nuestros 12 o 13 años las posibilidades de una joven mujer empoderada de su propia imagen, de su propia visión y de sus propias decisiones. Ella denota la valentía de seguir en la industria a pesar de los fantasmas que impone la crítica. Hayley Williams continúa destruyendo las vetas del machismo, a través de su ropa, su cabello, su influencia, sus manifiestos musicales de vehemencia. Hayley continúa siendo el reflejo de nuestras tempranas concepciones de valentía femenina; la mujer estereotipo no es más que aquello, el estereotipo que nos imponen a diario. 

Morgan Lee Lander

Siendo la mujer que de temprana edad ha estado vinculada a la música, no es hasta los 14 años que comienza su carrera musical dentro de la escena del metal alternativo canadiense; quién en la compañía de su hermana Mercedes Lander y su amiga Fallon Bowman comenzaron el camino de la composición. Un año más tarde, el grupo de amigas decidió emprender el viaje las llevaría a conformar lo que hoy conocemos como Kittie, con la compañía de Tanya Candler

La historia de la banda Kittie no ha sido fácil debido a la articulación de dos factores: En primer lugar, la creación y propuesta artística ligada al metal alternativo, y en segundo lugar, el ser una banda conformada al 100% por mujeres. Tal como ha sido la tónica con lo que respecta nuestra heroína anterior Candace, la escena más dura del metal y el hardcore es un un género que desde sus bases se ha caracterizado por poner a las mujeres en una posición de constante exclusión, puesto que por esencia las mujeres son cosificadas a través de la metáfora de “musas” sexuales. 

Debido a esto, que para Morgan Lee lograr entrar a la escena más dura del metal alternativo post 2000, se transforma en una lucha constante contra el machismo hegemónico y las relaciones de exclusión, las que se dificultan por la escena que deciden trabajar, y también por ser fuertes defensoras del undergound como modo de vida artístico. 

Construir la historia de esta heroína es complejísima, debido a que los mismos medios de comunicación y crítica musical internacional se han esforzado por quitarle relevancia al legado de las mujeres dentro de la escena alternativa del hardcore y el trash. Es por esta razón que para dar a conocer la importancia de Morgan Lee, es necesario comprender la evolución como artista y también como fuente movilizadora para muchas mujeres al momento de decidir incursionar en uno de los géneros más machistas de la música. 

Los inicios de Morgan comienzan con la publicación Spit, quién muestra una dualidad de un registro vocal potentísimo, ya que al mantener en gran parte del disco una fuerte voz gutural y utilizar la dulzura de su voz para matizar y contrastar los ejes que dan forma a los tracks de este disco, es que Kittie transforma esta particularidad en uno de los caracteres más importantes de la banda en la escena, debido a la esencia del registro y creatividad de uso del gutural y la dulzura vocal.  Avanzando en la trayectoria de Morgan, en los discos consecutivos de la banda, la canadiense ha fortalecido su voz, lo que potencialmente en términos de interpretación, se puede considerar como la verdadera carta de guerra de Morgan al establishment de la escena metalcore – trash, declarando que los hombres no son los únicos que pueden dar rienda suelta a esta herramienta vocal como lo es el “gutural”

Es en este punto en el que Morgan se posiciona como una de nuestras heroínas de la escena musical, puesto que desde la génesis de la banda, Lander comprendió que el machismo hegemónico de la escena underground del hardcore canadiense se combate desde la valentía y la fuerza de un grupo de mujeres, donde todas trabajan por igual, con un objetivo en común de producir y crear música como otra trinchera de lucha; trinchera en la cual la sororidad es el arma más fuerte que ha permitido que Kittie se haya transformado en una de las bandas más importantes del hardcore underground canadiense. De este modo, nuevamente se hace presente la interrogante que ha rondado en Candace: ¿Es acaso que los medios musicales y de difusión le han quitado relevancia a bandas hardcore compuestas en su totalidad por mujeres, por el mero hecho de que no responden al patrón estructural de “hombres al mando de la escena”?

Björk

La mujer que “nació diferente” es una de nuestras guerreras por excelencia, quién a pesar de ser islandesa, rumores existen que desde pequeña ha lidiado con sus rasgos inuit, haciendo que sus mismos compañeros de clase la tratasen de “china”, y sobre esto, la mismísima Björk decidió reestructurar esta denigración hacia la conformación de una característica y particularidad a su existencia y proyecto artístico, es decir, abraza su diferencia para darle rienda suelta a su integridad como su propia trinchera de lucha desde lo morfológico, hasta el estúpido fanatismo ario. 

En este mismo sentido, tal como PJ Harvey su procedencia no era lo único a lo que tenían que enfrentarse estas heroínas de la escena alternativa noventera; Björk fue víctima de un atentado fallido hacia su persona. Luego del “Homogenic” un fan le envía lo que pareció ser una “carta bomba” a su hogar, lo que resulta de las arduas críticas que recibió la artista islandesa respecto de su pareja afro-descendiente Goldie. La etnicidad fue un problema que enfrenta esta artista para la recepción de su música o de sus decisiones personales, aunque desde aquella perspectiva Björk resiste como una de las artistas no anglo más relevantes de la música contemporánea.

Björk desde cada vídeo, cada letra precisa la perspectiva femenina ávida y potente, rescatando también la paleta musical de su época. Desde la electrónica a la música orquestal, desde utilzar el Tesla Coil en sus composiciones tardías hasta reinventar la acción performática en escenarios musicales.Björk se presenta no sólo como la artista sino como la obra de arte. Una propuesta vehemente que la logra posicionar como una resistencia multi-disciplinar; una artista impenetrable que ha deconstruido su propia imagen, de la forma que la crítica jamás pudo.

Estas son las mujeres que nos volaron la cabeza, mujeres que desde la máxima exclusión, decidieron cumplir sus sueños y destruir el estereotipo de la mujer perfecta que determina las pautas del deber ser mujer en una sociedad heteronormada.

Las diferentes artistas propuestas poseen características tan diferentes entre sí, como es el caso de PJ Harvey, con el mito de la mujer fuerte capaz de ahogar a su hija según los medios, seguido de Candace, la mujer que que le declaró la guerra a la femenidad tóxica, sumado a Haylley Williams, que luchó incansablemente con los medios que enaltecían los rumores por sobre su talento, agregando a Morgan Lee Lander, quién decidió avanzar como músico dentro de la escena del trash con una banda compuesta por la totalidad de mujeres, y Björk que desestructuró el esquema de la mujer musa y se transformó en su propia obra de arte. Al final de este relato, todas las artistas ejemplifican desde su diferencia, la operativa del patriarcado a través de machismos y micromachismos presentes en la escena musical de una sociedad genéricamente excluyente.

BloFem
Written By

Nolite te Bastardes Carborundorum.

Most Popular

“Pa Qué”: El Chile de hoy x Ana Tijoux

Noticias

Disclosure – ENERGY (2020)

Reseñas

Camila Moreno: Punk-Feminista Cyborg

Reseñas

Foto: Beast Discos Foto: Beast Discos

Los Días Silvestres: “Venimos de afuera para encontrarnos en esta selva de cemento”

Entrevistas

Advertisement
Advertisement
Connect