Conéctate con CanchaGeneral

Reseñas

La Misma Raíz – Un Día Más (2018)

El conjunto de temas se las arregla para ser simples y divertidos. Un tipo de entretención que se ensalza en la energía de sus intérpretes y en la virtud de las instrumentalizaciones. Siendo de esa forma una producción vibrante y entretenida. Un álbum que pone los pies sobre la tierra y los mueve a dulces ritmos de guitarras, bajos y pianos.

“Un Día Más” es el primer larga duración del grupo sancarlino La Misma Raíz. Mezclando pulsos de funk fusión con divertidos arreglos musicales, se adentraron en la escena nacional con unos entretenidos ocho cortes. El álbum recorre varios lugares comunes en los géneros sobre los que se adentra. No obstante, logra entrever ritmos divertidos y sabrosos en un estilo que suele estar abarrotado de producciones estereotípicas. Aún cuando poco se presente como realmente novedoso, la presencia de excelentes músicos en las composiciones permite generar pulsos magnéticos de acordes funk.

”Mal Humor” se abre energéticamente con suaves arreglos instrumentales. La producción es sencilla y contenida. Los temas siguen estructuras simples de versos y coros mientras las divertidas progresiones de guitarra-bajo se mezclan. “Petite” progresa en uno de los estribillos más adictivos de la producción. Las teclas y cuerdas juguetean constantemente con los acordes ambientales. La notoria influencia de los ritmos fusión latinoamericanos es aquello que le da estructura a los temas.

El intenso pulso de los cortes le da una potente esencia bailable. Una de las mayores fortalezas del álbum radica en su potencial en vivo. Muchas de estas canciones poseen el carisma necesario para convertirse en éxitos entre espectadores. La, en algún sentido, carencia de una propuesta completamente nueva se puede ver compensada en la energía que los músicos dejan entrelucir.

Los ritmos suaves de “La Entrega” hacen sólido contraste con los acelerados pulsos de los cortes principales del álbum. Su ambiente onírico y melódico se combina entre sus distintos instrumentos para generar una divertida y dulce tonada. Elevándose en bases más danzables “Little James” sigue una progresión funk de wah-wahs y órganos disco. Ya al cerrar, “Para Pá Pa” define el tono absoluto de la producción. Una serie de acordes entretenidos, arreglos pegajosos y ritmos magnéticos.

Aún cuando mucho de “Un Día Más” pueda verse como territorio conocido. El conjunto de temas se las arregla para ser simples y divertidos. Un tipo de entretención que se ensalza en la energía de sus intérpretes y en la virtud de las instrumentalizaciones. Siendo de esa forma una producción vibrante y entretenida. Un álbum que pone los pies sobre la tierra y los mueve a dulces ritmos de guitarras, bajos y pianos.

Lo + leído

La lectura de Gepe de “Amor Violento”

Tendencias

Morrissey le pide al director de Junaeb incluir un menú vegano en su oferta

Tendencias

‘ReMastered: Masacre en el estadio’, ya tiene fecha

Tendencias

Las 20 canciones que cambiarán nuestras vidas, por Liam Gallagher

Noticias

Redes Cancha