Connect with us
  • Reseñas

    Tyler, The Creator – IGOR (2019)

    Aplaudimos la larga trayectoria que le ha llevado a, enhorabuena, ser fiel a sí mismo

    IGOR” es importante, y que no tenía de Tyler, The Creator hasta no mucho tiempo atrás: siempre conflictivo, irreverente, como también políticamente incorrecto, actitud que le llevó incluso a ser vetado del Reino Unido. Aquella idea de Tyler se originó temprano, pues desde su época como líder de “OFGWKTA” saturó su contenido lírico con misoginia, homofobia, asesinatos, y violaciones, todo bajo un código de sarcasmo retorcido que no pareció jamás calzar con el appealing general de las masas.

    Aquel Tyler también tenía un arco narrativo muy distinto al que plantea hoy en día, donde personajes ficticios como Dr. TC, Wolf Hailey, Sam,  o Ace, The Creator construyen una trilogía satírica con sus álbumes Bastards, Goblin, y Wolf. Aunque el escenario que planteaba parecía ser nada más que un circo de oscura ironía, temas como “Bastard”, “She”, “Answer”, o “IFHY” nos muestran que aquella época tuvo también temáticas recurrentes como desamor, trastornos mentales, o lo importante que ha sido la ausencia de su padre en su vida. 

    Aunque intrigante, aquellos álbumes presentaban una paulatina metamorfosis que pareció recién tomar forma con el lanzamiento de “Cherry Bomb”; es éste el LP que marca el despegue del nuevo Tyler Okonma, donde se atreve a cometer terribles errores en la producción del álbum por el bien de la experimentación. Es aquí también donde comienzan a aparecer distintivos nuevos pasajes que luego serían recurrentes en sus próximos lanzamientos: “FIND YOUR WINGS” es un claro ejemplo de ello, pues funciona como un paréntesis armonioso, cuya instrumentalización evoca a una clase de sensibilidad muy particular del artista, donde por primera vez podemos sentir una disposición más personal y privada: Tyler completamente vulnerable.

    Aunque no sería sino con “FUCKING YOUNG / PERFECT” que el artista pavimentó el camino para “Flower Boy” e “IGOR”; este tema doble es, musicalmente, lo más novedoso que Okonma había presentado hasta la época, donde tanto la instrumentalización como las colaboraciones (donde destaca Kali Uchis robándose la segunda fracción del tema) tienen ya adherido el sello de aquel nuevo Tyler.

    Se le conoció como sinónimo de homofobia, consigue contar una historia desamor que se sugiere fuera de la heteronorma

    Llega Scum Fuck Flower Boy, y aquí es donde Okonma sufre un cambio radical, pues este es el álbum donde se deshace completamente de aquel alter-ego del pasado; quizá lo más importante para esta emancipación sea el hecho de declarar abiertamente ser parte de una disidencia sexual, lo cuál podría ser simplemente una anécdota de su vida privada, pero que destaca como relevante considerando los slangs y contenido homofóbico que caracterizaron su primera época. Es por situaciones como aquella que podríamos aventurarnos en afirmar que este es un álbum de cierre, pues la vulnerable sensibilidad que propone cicatriza el daño auto-infligido por su propia figura. Un álbum tanto emotivo como playful fue el que le entregó su primera nominación a un Grammy (sin contar la nominación por su colaboración con el ex Odd Future Frank Ocean en Channel Orange), lo cual le dio a entender a Tyler que ésta sería la senda por la que debía continuar para conseguir tal añorado premio.

    Tyler lanza IGOR, y entiende que toda la historia contada en esta publicación no es más que eso, historia; es la primera vez que el artista está completamente libre de las limitaciones a las que el mismo se había sujeto, limitaciones de expectativa y fidelidad a un recurso narrativo. Y el mismo estaba consciente de lo importante que sería este proyecto, limitando los teasers a snippets de pocos segundos de duración tanto en YouTube como en redes sociales, por lo que no hubo ningún single de IGOR previo al lanzamiento del mismo; toda la experiencia debía provenir del álbum. Tan trascendental resulta ser este proyecto para Tyler que decide también entregar un comunicado la noche del lanzamiento del álbum. En aquella publicación invita a sus seguidores a entregarse por completo a la experiencia de IGOR, ofreciendo recomendaciones para oír el álbum de la mejor manera posible y conseguir una inmersión satisfactoria.

    “IGOR’S THEME” da entonces la partida, con líneas repetitivas que ayudan a mantener viva la tensión generada por el poderoso sintetizador que protagoniza la melodía. En este tema aparece por primera vez un aspecto fundamental del álbum, y es que Okonma logró manejar de manera impecable las colaboraciones en el LP, las que se nos entregan con perfecta sutileza y añaden a los tracks sin robar protagonismo; en “IGOR’S THEME” la voz de Lil Uzi Vert se une a la de Tyler sin querer deslumbrar, mas ambos orquestan una poderosa introducción a lo que, hasta ahora, es el álbum más cohesivo de quien fuera el líder de Odd Future. 

    Después de aquella intensa apertura llega “EARFQUAKE”, tema que se erige como el estandarte del álbum. En esta canción escrita por Tyler junto a Playboi Carti se introduce el eje discursivo del álbum, el cual es el quiebre de una relación y los complejos estados en los que se encuentra el protagonista afectado, donde “EARFQUAKE” comienza con la negación y súplica al amante que se aleja; “Don’t leave, it’s my fault”. 

    Luego de subir y bajar la intensidad del LP con “I THINK” y “RUNNING OUT OF TIME”, llega un violento y desesperado intento por impedir que aquel que desea a su lado se marche de manera irreparable; “NEW MAGIC WAND” marca la mitad del álbum presentando el lado menos amable de Tyler con una oscura adrenalina que arremete con salvaje desesperación. “A BOY IS A GUN*” se encarga de aliviar el ánimo del LP con un refrescante rap experimental a la Kanye, donde la referencia al mismo es evidente al samplear “Bound” de Ponderosa Twins, el mismo tema que West utilizó en la producción de su tema “Bound 2” del 2013.

    Aunque esta suave y poderosa balada continúa la narrativa de breakup que plantea el LP, parece ser también una despedida del antiguo y caótico Tyler, pues este es un tema cuyo coro repite “You so motherfuckin’ dangerous” refiriendose tanto a un dañino amante como a esta auto-imagen proyectada. Para dar cuenta de aquello, se referencian también lyrics de proyectos anteriores: la línea “Oh, you passive-aggressive? Oh, you fakin’ you’re mad?” sirve como alusión a la polémica figura que Okonma representaba en su primer periodo, mientras lo passive-aggresive parece ser un guiño a los lyrics de “IFHY” del álbum “Wolf”. Garçon es una palabra clave en “Garden Shed”, que junto a la línea “Cause the irony is I don’t wanna see you again” resultan ser una evidente referencia a Flower Boy. 

    “PUPPET”, con Kanye West, es la pieza que se encarga de mostrar lo dramático de depender de un otro para poder subsistir, y como aquella vulnerabilidad genera un altibajo de emociones que eventualmente deberán ser aterrizadas; Jerrod Carmichael dicta al final de esta canción “But at some point, you come to your senses”, dándonos a entender la proximidad del siguiente capítulo del drama romántico en la psique del protagonista. “WHAT’S GOOD” es el mecanismo maniático que “GONE,GONE / THANK YOU” deja atrás para dar paso a la aceptación de las circunstancias. Aquí cabe destacar que si en algo Tyler ha sido realmente consistente, es en continuar con la tradición de que cada tema N°10 de sus álbumes debe ser un tema con una estructura múltiple: desde “VCR/Wheels” en Bastards, hasta “911/Mr. Lonely” de Flower Boy, “GONE,GONE / THANK YOU” continúa este esquema con una temática lamentable y sanadora, pues mediante una alegre -aunque melancólica- melodía el protagonista asume que este es el final del recorrido.

    Aunque parezca un título auto-explicativo, “I DON’T LOVE YOU ANYMORE” es un track que solo indica lo contrario de aquel enunciado, pues los lyrics sugieren que realmente no hubo un real cierre por parte de Igor/Tyler, sino que es una herida que parece no cicatrizar. La reflexión de aquel asunto es la que nos lleva al final del álbum, dónde “ARE WE STILL FRIENDS?” asume la imposibilidad de abandonar por completo a la persona amada, por lo que negocia los términos de la separación dispuesto a conformarse con una relación de amistad. Un perfecto track de cierre, cuya intensidad va completamente de la mano con la instrumentalización del mismo, donde destacan las colaboraciones de Al Green y Pharrel Williams en las voces, junto con Jack White en la guitarra.

    Gracias a IGOR sabemos que Tyler es otro sujeto, el cual consiguió liberarse de lo polémico y contradictorio de su persona pública; libre de narrar relatos sin miedo a la crítica como tampoco de sí mismo, pues aunque se le conoció como sinónimo de homofobia, consigue contar una historia desamor que se sugiere fuera de la heteronorma. Es tan radical el cambio de su imagen en el ojo público que su veto del Reino Unido ha sido revocado, celebrando su regreso a Londres con una publicación en instagram solo un día despues de haber lanzado IGOR . Este álbum es un recordatorio respecto a Tyler, en el que nos muestra que ahora conocemos sus sensibilidades y momentos más vulnerables y donde también aplaudimos la larga trayectoria que le ha llevado a, enhorabuena, ser fiel a sí mismo. 

    Adios Goblin, bienvenido Igor.

    Bastián Naveas
    Written By

    Artista visual. Expandiendo los gustos de la Cancha General.

    Most Popular

    ¿Por qué no nos debería extrañar que Bad Bunny gane un premio a Mejor Compositor?

    Opinión

    Zoé estrena nuevo adelanto de su próximo disco

    Noticias

    El visitante, Stephen King El visitante, Stephen King

    El Visitante, Stephen King (2020)

    Jerga literaria

    Courtney Love: Una biografía

    Cronos

    Advertisement
    Advertisement
    Connect