Connect with us

Reseñas

Tres escenas para Naturaleza Muerta

El fraseo de Koala Contreras sólo se escucha desde los parlantes: en el epicentro, cuatro músicos se miran concentrados entre canciones del playlist de la fanaticada. “Formo parte de un engaño” y “Alerta Roja” se agitan desde un coro ruidoso. Más tarde, asoma un cuadro de breakdance y se forma otro círculo humano. Finaliza el primer acto.

Foto: Pablo Benítez

Del centro de la Sala Metrónomo, bajo el foco de luz de un cuadrado que forman máquinas y tornamesas, Como Asesinar a Felipes irrumpe entre el público y con una postal de rap clásico (con la gente alrededor agitando sus brazos en vertical) marca el inicio del show de lanzamiento de “Naturaleza Muerta”, en sus palabras: su “séptimo viaje”, que a días del despegue del hangar ya  destaca como uno de los discos del año.

El fraseo de Koala Contreras sólo se escucha desde los parlantes: en el epicentro, cuatro músicos se miran concentrados entre canciones del playlist de la fanaticada. “Formo parte de un engaño” y “Alerta Roja” se agitan desde un coro ruidoso. Más tarde, asoma un cuadro de breakdance y se forma otro círculo humano. Finaliza el primer acto.

Es momento del  formato clásico: Koala Contreras (voz), DJ Spacio (tornamesas y efectos), Sebastián Muñoz (bajo), Felipe Salas (batería) y Cristián Gallardo (saxo alto y flauta traversa) se conforman en escena.  Comienza “Naturaleza Muerta”, esta vez con “Días Oscuros” y la colaboración de Camila Moreno (ojalá no la última) que cabalga hábil sobre la arritmia de los C.A.F.  Se suma un set de chelo y violín para “Busca La Paz” y luego la orquesta de percusión Avalancha y el poeta mapuche Mapurbe para “Ha Vuelto a Pasar”, momento cumbre del concierto. Entre medio pasó “Disparan (Fill the Skies)”, donde brilla la voz desgarrada de Chino Moreno desde el audio.

Tras un breve receso, viene el tercer acto y final: un vuelo por “Pájaros en Contra”, “Ya perdimos la paciencia” y “Exterior (Parte 1)”, con Koala Conteras colgando del micrófono exasperado a medida que modula crónicas que narra como arengas.  “Síguela” y “III” complementan la danza en el ex Espacio Belloni, lugar oscuro y sonoramente efectivo que beneficia el trabajo lumínico y escenográfico que arropa a la banda, que a su vez ejecuta a los instrumentos a metros de una iconografía en altura que informa su nombre. “Nada más, nada menos” cierra el setlist y ofrecen la última referencia al público. C.A.F. termina su séptima operación entre aplausos y mucho humo. Ahora el objetivo es Europa, donde emprenderán una gira en las próximas semanas. Entre los asistentes, finalizado el show, reina la risotada nerviosa de quien fue por diversión a un teatro y a cambio recibe un asalto de improviso, catártico, performático, denso, existencial, psicodélico, y en buena parte: cafquiano.

Written By

Camuflado y solitario en la Cancha. Me uno a los cantos masivos de la Cancha General.

Most Popular

Los cinco finales alternativos de Breaking Bad

Noticias

Las fotos pérdidas de Janis Joplin en Río de Janeiro

Noticias

Guía de Supervivencia del Músico Emergente: Bienvenidos a los que valoran el fracaso

Club de Lectura

Kinética: electrónica, pop y danza contemporánea en “Live de fin de mundo”

Entrevistas

Advertisement
Connect

Respi ramos Música

La música que amas

Te enviaremos lo mejor de la música que amas, esa que compartimos como una expresión de arte y que nos hace vibrar el corazón