Conéctate con CanchaGeneral

Editorial

La Florería: el ‘carnaval de la vida’, que nace en Bellavista y apuesta por la música chilena toda

A inaugurarse para todo público este viernes con el show de Banda Conmoción, este nuevo aforo ubicado en Santa Filomena 132, promete una agradable experiencia para sus comensales: instalaciones de alta tecnología, y una clara apuesta por la escena chilena toda, destacando aquellos sonidos de mayor prolijidad. Uno de sus fundadores, Javier Chavez, conversó con CanchaGeneral.

Foto: Carlos Müller

Media jornada de martes en el Barrio Bellavista. En la esquina de Antonia López de Bello con Pio Nono un grupo de estudiantes se organiza para visitar un pub y compartir una decena de cervezas “se terminó el semestre”, exclaman; unos pasos más allá, dos carabineros apostados a los pies del Cerro San Cristóbal reflexionan con miradas cómplices “el cambio es inevitable, y lo estamos viviendo”. Encuentros esporádicos propiciados por alguna aplicación de turno se ven en las abundantes mesas de la calle, así como turistas de múltiples continentes con tránsito perdido en medio de la capital: “¿dónde está la casa de Neruda?”, preguntan a los comerciantes, que acarician su bolsillo cada vez que uno de ellos se acerca. Tres cuadras más allá, en la intersección de Santa Filomena con Bombero Nuñez el clima es distinto, inexistente, calmo, que espera la entrada del jueves para seducir con sonidos de infinitos géneros.

Es en dicha intersección que se ven trabajadores afinando detalles de una remodelación. Se ríen, bromean, los invade un espíritu bastante jovial en definitiva. Altura 132 de Santa Filomena, lugar escogido por La Florería, un nuevo aforo musical que pretende ser “el bar de la música chilena” según expone Javier Chavez, uno de sus fundadores. La inauguración está contemplada para el día jueves en un evento animado por Pedropiedra y Apokálipo, al cual sólo es posible acceder previa invitación; la apertura oficial será un día después con Banda Conmoción, para el sábado dar paso a aquellos sonidos prolijos, de alta calidad que no reciben la atención debida en grandes medios: Rim Bam Bun, proyecto que cosecha un sonido bohemio, latinoamericano y de fusión; junto a Mercurio Paradise, dueños del “ska intergaláctico”. Todas las veladas con un precio bastante asequible: no más allá de $5.000. Por esta semana, las preventas podrán realizarse sólo vía preventaslafloreria@gmail.com; a contar del martes 11, existirá una plataforma online para asegurar acceso.

“La Florería será un bar que busca generar un nuevo espacio para el desarrollo de las artes, la música, la fiesta, el desenfreno. Queremos aportar a la escena nacional, y que tanto el público como los artistas que nos visiten, sientan que esta es su casa, su lugar de jolgorio, su zona de comfort.  Se forja desde una idea de años, desde una experiencia previa de sus creadores en otros emprendimientos del rubro bohemio (Bar La Virgen, Bar Dos Gardenias, La Cervecería, etc)”, relata Chavez en conversación con CanchaGeneral.

Al igual de lo que podrían ser recintos como El Clan -a sólo unos metros de distancia de su casa matriz- o Bar Uno, La Florería no apuesta por un género musical específico, sino más bien por acoger la escena nacional toda. “No queremos potenciar un estilo particular. Queremos ser el bar de la música chilena y, por qué no, del mundo. Queremos que convivan las diferentes expresiones que se desarrollan en el país y el continente. Podrán darse noches donde toque una banda de salsa, siga un cantautor trovero y cierre una banda de cumbia o un DJ set electrónico. Lo que queremos que trascienda es la fiesta total que entregaremos. El concepto global del lugar, los espacios, su diseño, su sonido, su iluminación, todo lo cual se verá coronado por los artistas que pisen nuestro escenario”, agrega el productor.

La cartelera será agitada, algo que pocas veces se ve en la capital: de martes a sábado. Chavez, quien también es músico, adelanta que se abrirán las puertas a proyectos nuevos, aquellos que no se encasillan en el concepto ‘mainstream’. “Quien te responde esta entrevista es un músico, que tiene una banda emergente. Soy de la escena independiente, no famosa, con harto movimiento de gente, pero en absoluto masiva. Sé lo que significa andar tocando puertas para buscar escena y lugares donde tocar. Por supuesto que seremos un lugar donde, además de convivir diversos estilos, circularán emergentes, consagrados, alternativos, famosos, masivos, los que recién parten”, cuenta.

Más datos a tener en cuenta: su alto nivel técnico. “Tendremos un sistema sonoro de última generación, en un esfuerzo económico inmenso, cumpliendo sueños de tener un lugar acogedor para los músicos (siendo la principal acogida para un músico el que su música suena tal cual la escuchó en su cabeza). Iluminación de primer nivel igual, con sistema programado, para que las bandas desarrollen su estética a pleno. Nuestro aforo para conciertos será de 250 personas aproximadamente. Para las fiestas post show nuestro aforo llegará fácilmente a 300 personas. Tendremos barra, con tragos clásicos, variedades de cerveza artesanal, sangría, borgoña, melón con vino, Aperol, Mojitos y variedad de cócteles. Tendremos cocina, con una carta de comida exquisita, pero práctica y cómoda de consumir en un lugar que será de baile, movimiento y desenfreno constante. Los precios serán muy cómodos de asumir, para todo tipo de público”, advierte. “Somos ‘el carnaval de la vida’, y como tal, nadie puede quedarse fuera”, cierra.

Lo + leído

Ases Falsos: La magia del DVD

Conciertos

Mark Ronson y el nuevo álbum de Tame Impala: “Es alucinante y grandioso”

Noticias

La lectura de Gepe de “Amor Violento”

Tendencias

La semana de Moz previa su visita a Chile: nuevo LP y carta a Mauricio Macri

Tendencias

Redes Cancha