Connect with us

Noticias

Metallica prolonga infinitamente su existencia

“Mentalmente podríamos hacer esto otros 100 años. La única incógnita es el elemento físico. Si los brazos y las piernas y las rodillas y los hombros y la garganta y todo eso, las espaldas, los cuellos, si todo lo que se mantiene intacto, no hay razón para que no sea capaz de hacer esto por una cantidad significativa de tiempo más largo”, afirma Lars Ulrich.

La máxima de la experiencia nos indica que las bandas de mayor peso en la historia no duran más de diez años; líos internos o fallecimiento de alguno de sus integrantes son las principales causa de su cese en actividades. Pero hay otro apartado, reservado especialmente para las leyendas: aquellas que viven en constante reinvención puliendo hasta alturas inexplicables su técnica. Un grupo del cual es partícipe Metallica y que uno de sus fundadores, Lars Ulrich, explicó duraría hasta que ‘sus cuerpos soportaran’.

“Mentalmente podríamos hacer esto otros 100 años. La única incógnita es el elemento físico. Si los brazos y las piernas y las rodillas y los hombros y la garganta y todo eso, las espaldas, los cuellos, si todo lo que se mantiene intacto, no hay razón para que no sea capaz de hacer esto por una cantidad significativa de tiempo más largo”, explica a Rolling Stone el baterista.

Asegura además que su venidero álbum, Hardwired … To Self Destruct, no será el último; hay motivos sentimentales e históricos para seguir: “Mentalmente podríamos hacer esto otros 100 años. La única incógnita es el elemento físico. Si los brazos y las piernas y las rodillas y los hombros y la garganta y todo eso, las espaldas, los cuellos, si todo lo que se mantiene intacto, no hay razón para que no sea capaz de hacer esto por una cantidad significativa de tiempo más largo”.

Recordemos que su próxima producción desde ya, se cuelga la chapa como uno de los discos más esperados de la temporada por todo lo que rodea al registro. Hablamos del primer disco de la banda en más de ocho años de sequía musical, el sucesor de Death Magnetic; un disco que se colgó todas las críticas que pudo por lo “fofo” que sonaba y ahora Hardwired… To Self-Destruct parece ser el otro lado de la moneda. Un álbum que los devuelve a sus sonidos trash o eso al menos podemos deducir de la mano de su primer single.

El grupo hace unos días tocó por primera vez en vivo el mencionado single en el Minneapolis’ US Bank Stadium el pasado 20 de agosto. A los fanáticos de la banda de antaño, los longevos, les gusta la nueva apuesta y esperan que este disco doble de más de 80 minutos de duracion sea un nuevo aire para una banda que venía cayendo en picada libre sin nada que los contuviera al final del abismo.

Mon Laferte en “Iconos de Cielo Abierto”

Noticias

Dolor y Gloria: Amar es sufrir

Séptima Cancha

Connect