Connect with us

Séptima Cancha

Peaky Blinders y la magnificencia del mejor rock soundtrack de la década

Lo que hace excitante al soundtrack de Peaky Blinders es como todas las canciones funcionan perfectamente bien en cada escena, incluso volviendo a escuchar las canciones sin algún contexto de referencia, de seguro recordarás los pasajes más violentos, dramáticos y emocionantes que te hizo vivir la serie en sus cinco temporadas.

A lo largo de las cinco series, la música utilizada en Peaky Blinders se ha convertido en la espina dorsal para contar la historia de los Shelby a través de la guerra, el amor, la pérdida, la violencia y la venganza que los sucumbe en el despreciado Birmingham de los años ‘20. Arctic Monkeys, David Bowie, PJ Harvey, Iggy Pop, Radiohead, Laura Marling, Foals, la eminencia de Nick Cave junto a The Bad Seeds, The White Stripes, y ahora último en esta quinta temporada, Joy Division aportó su cuota en el quinto capítulo y, por fin, Black Sabbath se unió con breve violencia.

Red Right Hand de Nick Cave and the Bad Seeds es la canción principal que se usa de forma camaleónica en todas las temporadas; Arctic Monkeys, Iggy Pop junto a Jarvis Cocker, Pj Harvey, Laura Marling son algunos de los que interpretan la canción. Lo que persuade de Peaky Blinders es que hizo de su selecto soundtrack un material anacrónico.

“He’s a god, he’s a man, he’s a ghost, he’s a guru, you’re one microscopic cog, in his catastrophic plan, designed and directed by, His Red Right Hand”.

La canción principal es fiel ejemplo: lanzada casi a mediados de los ´90, Red Right Hand es una canción oscura y siniestra que habla de un apuesto y alto hombre con un plan catastrófico, ¡cómo todos los planes de Tom Shellby! (obviamente lo apuesto se lo dejo a su criterio, es el factor menos relevante a la hora de analizar, pero es un cliché occidental hacer de los personajes principales alguien atractivo, ahí es donde perdemos la visión y no sabemos si estamos apreciando el arte en sí o estamos sobrevalorando lo que creemos ser socialmente hermoso). Nick Cave aporta cerca de una quincena de canciones, sin contar sus variados remixes y covers, a estas alturas, Nick Cave podría ser sinónimo de Peaky Blinders.

El soundtrack ofrece aún más, se podría definir como rock puro (en donde la violencia de las canciones van en una creciente brutalidad), una perfecta combinación entre bandas establecidas y bellas nuevas joyas recién comenzando en el rubro: Royal Blood, Yak o Queen Kwong son algunos (toma en cuenta que la serie fue lanzada a comienzos de esta década). Son muy pocas las canciones que no siguen los ingredientes principales de Peaky Blinders: la violencia, lo siniestro, el sexo y la confianza extrema en un caminar que ya se ha vuelto característico en Birmingham. Aunque sí hay voces, como la de Laura Marling, que pudieran ser percibidas con escasa violencia, pero aun así se ve cosechada en la oscuridad y la sombría que entrega la serie.

“Tú simplemente sabes cuándo una canción es ‘Peaky’, los artistas son outsiders. Se han resistido a la tiranía del mainstream…” Cillian Murphy.

Ahora bien, los más probable es que los mejores aciertos se tengan en la última temporada de Peaky Blinders, y es que ahora sí se aventuraron con la oscuridad de Joy Division, la violencia de Black Sabbath y la penumbra de Anna Calvi quien trabaja directamente el soundtrack de las series 5.

En las primeras dos temporadas vimos la inteligencia de Tommy Shelby, en la tercera en adelante vemos un estado de descontrol que se potencia por sobretodo en la temporada recién lanzada en el puto Netflix (te explicamos el por qué de nuestro insulto más adelante). Según las palabras de Cillian Murphyestamos tratando más con el estado mental de Tommy. Se ha analizado anteriormente, pero no con tanto detalle como esta serie. Es bastante frágil cuando lo conocemos. Bueno, eso es un eufemismo. Las amenazas anteriores siempre fueron amenazas externas de diferentes pandillas y personalidades, pero ahora parece que es su propio peor enemigo“.

Según el director de la quinta temporada, Anthony Byrne, “hay un elemento de violencia en el trabajo de Anna Calvi y ciertamente te pega en la cabeza”.

Y para meterse en la cabeza del hombre que tiene las mismas ansias de dinero que los hombres de negocios del siglo XXI, esos que hacen de todo para mantener su patrimonio, sí esos mismos que tantos odiamos por tener al mundo tal como está, le pidieron a Anna Calvi que escribiera canciones originales para el drama histórico. Y es que después de las series anteriores, no querían repetir lo comercial en que se han convertido. Peaky Blinders intenta mantenerse al límite de lo mainstream y bien lo hace con la quinta temporada, pero esa es otra discusión.

Según Anna Calvi “hay una atmósfera al tratar de explorar algo que tiene tanto oscuridad como vulnerabilidad. Eso es lo interesante de Peaky Blinders: no solo tiene una brutalidad y violencia, sino que también hay mucho amor por la familia. Hay una vulnerabilidad que viene de ser dañado por la guerra y cómo eso afecta sus relaciones, y no hay mucho corazón allí. Estaba interesada en darle a la mente inconsciente de Tommy una voz femenina”, revela. “Creo que en realidad lo hace más aterrador de alguna manera. Esa ventaja femenina le da mucha más profundidad y la hace mucho más intimidante que una voz masculina brutal”.

Peaky Blinders fue capaz de mezclar el ambiente británico de los ’20 con géneros como el rock, el punk, el garage, el indie y todos sus derivados de los últimos años, haciendo del drama una experiencia más que excitante.

La BBC ha preparado una playlist con las canciones de la serie, esta cuenta con cerca de un tercio del total de canciones que puedes escuchar en Peaky Blinders, aunque algunos fanáticos ya se han hecho con una lista más completa, solo tienes que buscar en tu reproductor de música. Así como la BBC te muestra unas pocas canciones del total que salen en la serie, Netflix hace algo similar.

La peor decisión que puedas tomar es ver la serie en la comodidad de Netflix. ¿Por qué? De esas casi 150 canciones que podrías escuchar en Peaky Blinders con suerte escuchará el tercio, debido a acuerdos de derechos de autor Netflix no utiliza todas las canciones de la serie, perdiéndose así el desarrollo perfecto de numerosas escenas. Abajo te dejamos un ejemplo, un extracto del episodio uno de la serie uno emitido por la BBC, tú haz el ejercicio y ve al minuto 9 del capítulo en Netflix:

Don’t be a fucking bastard y disfruta de Peaky Blinders como corresponde, si te preguntas dónde ver la serie recuerda cómo lo hacías antes de que llegará Netflix al mundo, de seguro encontrarás la respuesta.

La celebración de los 10 Años de Fauna confirma horarios

Noticias

“Fire, Read, Aim” lo nuevo de Green Day

Noticias

El Fin de la Cumbre

Noticias

Gracias Totales: La histórica celebración a Soda Stereo

Noticias

Connect