Connect with us
  • Entrevistas

    El nuevo rumbo de los Power Peralta: “Queremos lograr el match perfecto entre el baile y la música”

    Raúl Peralta nos detalla los desafíos de su etapa como creador musical junto a su hermano Gabriel, con quien ha consolidado una exitosa carrera artística de talla internacional.

    En algún momento el buen Charly García aseguró, muy en su estilo de no aguantar forros, que la música es en esencia la conjunción de melodía, armonía y ritmo, siendo esto último lo que generalmente nos resulta más fácil y natural de reconocer en una canción. En estricto rigor, el ritmo es un flujo controlado de movimientos (en este caso sonoros), que en otras palabras, es eso que nos hace “mover la patita” y nos sumerge inmediatamente al mood que impongan los Beats. 

    Lo mágico del ritmo, es que de alguna forma actúa como el canal de comunicación entre la música y nuestros cuerpos, siendo el baile la mayor expresión y una de las más antiguas formas de interpretar la música desde nuestra propia naturaleza humana e incluso animal. Sin embargo, hay quienes son capaces de llevar esta idea hasta niveles que solo pueden evocar admiración, transformando todo lo descrito en arte de una forma tan sutil y orgánica que lo hacen parecer como algo muy sencillo, pero de eso nada. Esto es lo que pasa con Raúl y Gabriel Peralta Valenzuela, dos hermanos con un insaciable hambre por conquistar los escenarios, que a punta de pura disciplina y pasión han logrado escalar hasta transformarse en unos de los más reconocidos referentes del baile urbano a nivel internacional. 

    Oriundos de nuestra capital, este dúo comenzó a cosechar su actual éxito desde muy temprana edad, aunque la verdadera historia comienza en 2006, cuando Raúl y Gabriel deciden apostarlo todo probando suerte en la intimidante ciudad de Nueva York. De ahí en adelante su historia se transforma en un cúmulo de hitos que a la fecha no dejan espacio para dudas sobre su capacidad de deleitar audiencias, de tal forma que el mismísimo director creativo y coreógrafo Jamie King, los convocó para el espectáculo que montó junto al Circo Du Soleil en tributo a Michael Jackson con más de 500 shows durante el 2013. 

    Pero incluso con una carrera así de consolidada, los Power Peralta no se detienen y hoy se encuentran explorando en un terreno que podría parecer inédito para algunos, pero que realmente ha acompañado la vida artística de estos hermanos durante toda su vida. “La música la hicimos cuando éramos chicos, en la época cuando todos los que partimos en el mundo urbano escuchábamos hip hop. Mi hermano siempre rapeó y escribió, de hecho hicimos canciones justo antes de irnos a Nueva York” nos cuenta Raúl sobre esta faceta de creación musical junto a Gabriel. “Cuando nos fuimos para allá empezamos a bailar en las calles y creamos Power Peralta. Entonces nuestro enfoque se fue por ahí porque nuestra carrera como bailarines urbanos, en una época donde lo urbano no estaba bien visto, era impensada. Esa puerta se nos empezó a abrir y a abrir, y entonces dejamos las ganas de hacer música en un baúl, pero hace como un año y medio mi hermano me dice ´quiero volver a hacer música´ y así fue”.

    Curiosamente, ni siquiera los Peralta estaban completamente seguros de que algún día fueran a retomar lo que alguno podrían tildar de hobby. Pero lo cierto que la música fluyó y se concretó con excelentes resultados. “Como todo lo que hacemos lo tomamos con seriedad, metodología y profesionalismo, las cosas se han dado porque al final es esa receta que nunca nos falla, es la receta de nuestro trabajo: darle mucho tiempo, darle preocupación y seriedad. Y ha funcionado porque más allá de que sí han pegado unas canciones más que otras, porque eso lo decide la gente, hemos avanzado y para nosotros eso es lo más importante, sentir que hemos avanzado a paso sólido.”  Tanto así que actualmente están en la parrilla de la pospuesta décima edición de Lollapalooza Chile donde se presentarán por segunda vez desde su debut en la primera versión del evento, solo que esta vez, la apuesta es mucho mayor. 

    “La idea es poner todo lo que hacemos nosotros en puesta de escena, dirección artística, mezclar nuestra música con el baile, queremos lograr el match perfecto entre el baile y la música, como que ahí está el gran secreto de nosotros”, nos adelanta Raúl sobre el show que estuvieron preparando durante el reciente verano, y que si todo sale bien, podría ver la luz en octubre sí es que Covid-19 cambia de parecer y decide hacerse bueno para esas fechas (¿o no, Mañalich?).

    Lo más interesante y atractivo de esta propuesta, es que como ellos mismos comentan, se trata de un nuevo dúo de música, pero con más de una década de experiencia en las tablas.Como siempre decimos nosotros, la gran virtud y la gran oportunidad de cada artista, es que no hay dos iguales. No hay otros Power Peralta, por lo tanto el show que nosotros vamos a mostrar tiene que ser algo que nadie haya visto. Para eso estamos trabajando, vamos a aplicar toda la experiencia de haber pisado los escenarios más grandes del mundo en Las Vegas, en Los Ángeles, Asia, Centroamérica y ponerlo ahí.”

    Influencias del mundo

    Para aventurarse en nueva etapa, Raúl y Gabriel han confiado sus ideas a distintos productores de la escena urbana nacional como Dj Btiman, Utòpiko y Tito Kush, con quienes han logrado dar forma a su concepto de hacernos bailar. “La verdad es que con cada productor y cada featuring ha sido muy buena la experiencia, siempre se aprende. Ya el estudio lo sentimos como parte de nuestra vida, el ir, el grabar, tirar ideas, escribir canciones, crear melodías, se han vuelto parte importante de nuestras vidas.  (…) Reencontrarse, volver a escuchar música que habíamos dejado de escuchar o volver a ponerle atención a ciertos ritmos, ciertas canciones antiguas que nos hacían bailar, ha sido muy lindo”. 

    Pese a tener su base en estilos urbanos como el Hip-Hop, Locking, Waacking, Regueton, Street Jazz, House, o Tutting, las canciones de Power Peralta rescatan su paso por distintos países y culturas, con guiños musicales que complementan esta invitación a dejarlo todo en la pista de baile. Es reggaetón, es urbano, pero también tiene salsa, bachata, merengue o percusiones porque nosotros hemos trabajado por todos lados: En Cuba, Puerto Rico, República Dominicana, Miami, Los Ángeles, Las Vegas. Desde que salimos de Chile siempre hemos estado conectados con muchos latinos, por lo que nuestro arte siempre ha estado inspirado mucho por eso. Nuestros sonidos son del mundo, es lo que tenemos en el ADN, entonces cuando nos metemos al estudio obviamente eso es lo que nos pesa porque es lo que hemos escuchado toda la vida”.  Explica Raúl, mencionando además el recurso de los ritmos del lugar que los vió nacer, aplicando directa o indirectamente sonoridades que se pasean por lo andino como en el track “Pégate” que recrea con sintetizadores los bronces de un pasacalle nortino. 

    “Este género de baile nació en las calles de Nueva York y después se riega por todo el mundo. Es decir, el baile urbano son todos los bailes que han nacido en las calles del mundo. No es solo el Hip Hop, no es solo el reggaetón​ , son todos los bailes que han nacido en selvas, en calles, en carnavales”, señala el bailarín quien como pionero del género, ha visto crecer con mucha emoción el fenómeno de la música urbana en la escena nacional.

    Con las mismas ansias con las que enfrentaron las calles en el extranjero, o giraron por el mundo en espectáculos de renombre, hoy los santiaguinos se proponen desarrollar y complementar su carrera artística desde su arista musical como sí los años no hubiesen pasado. “Hace un tiempo fuimos a promocionar nuestra nueva canción a la calle,  anduvimos por Viña, y me encantó sobre todo porque me recordaba cuando andábamos en las calles de Nueva York con mi hermano gritando ´Show Time!´ para que la gente nos viera bailar.” Ante esa nostalgia, Raúl reflexiona sobre la situación actual de su trabajo artístico. “Creo que esta nueva etapa también ha hecho aflorar a esos Power Peralta hambrientos, con ganas de conquistar el mundo, porque sobre todo aquí en Chile, uno se acostumbra a que te digan  ´pero ustedes ya la hicieron´ y eso a nosotros nunca nos ha gustado, porque no existe eso para un artista. El artista no puede levantarse todos los días pensando que ya la hizo ¿cómo así?” .

    Y es que la autoexigencia o disciplina no necesariamente son ajenas al arte y la pasión, de hecho, todo lo contrario. Por esto mismo no resulta difícil imaginar lo que este parafernalico dúo es capaz de hacer con tal de saciar sus ganas de mantenerse vivos y en movimiento a través de la música. En sincronía como sus pasos de baile y llenos de energía como su música, los Power Peralta prometen no dejar de insistir y buscar en los rincones del ritmo. “Siempre voy a pensar que esto es un largo camino en el que hay que ser consecuentes con la pasión que se tiene desde el principio. Es lo que yo siento ahora, llevo años en esto, pero tengo la llama encendida, lo sigo creyendo, lo sigo pasando bien a pesar de todas las dificultades o estrés que puede haber cuando llevas una vida profesional más activa en esto, pero al final del día es lo que uno ama”.

    Fabián Alfaro Farías

    Periodista, rehabilitándose de la música día por medio.

    Most Popular

    10 rarezas del “Space Oddity” de David Bowie

    Reseñas

    Bob Dylan – “Shadows in the Night”

    Reseñas

    I Break Horses – Warnings (2020)

    Reseñas

    Hayley Williams – “Petals for Armor” (2020)

    Reseñas

    Connect