Connect with us

Listas

Los Mejores 20 Conciertos de Artistas Internacionales 2018

Sintetizadores, guitarras afiladas, pianos minimalistas, notas progresivas, psicodelia, folk en su máximo punto de calidad, y como no, el infaltable grunge, que sigue creando lazos con el público nacional que bien podrían compararse a los del metal. Fue un año donde Nick Cave nos abrazó y lo abrazamos, en el que David Byrne nos mostró su propio concepto de futuro, Lorde levitó en armonía pop junto a todo el Espacio Broadway, y Radiohead nos enseñó que en un ámbito donde existen tan pocas objetividades -la música-, ellos imponen una: son la mejor banda viva en el planeta tierra. Esta es nuestra selección de los mejores conciertos internacionales de 2018:

Sudamérica, y en específico Chile, es sin lugar a dudas uno de los mercados de espectáculos musicales más atractivos para productores, bandas y agencias foráneas. Desde que la marca ‘Lollapalooza’ atravesó por vez primera las fronteras de Norteamérica en 2011, logrando instaurar un negocio factible, y lucrativo en el Parque O’Higgins, la oferta musical comenzó a crecer exponencialmente. Atrás quedaron esos “hay que verlo ya que no vuelve más”, o “ahorremos para viajar a Argentina”; si en 2005, fanáticos y no fanáticos se volcaban por ver el debut de Pearl Jam en un frío San Carlos de Apoquindo bajo el pretexto de “hay que ir te guste o no”, hoy, la agenda y enorme cantidad de productoras que habitan en nuestro país, nos permiten en un solo mes transitar por sonidos fusión, pop rock, hardcore, y electrónicos; todos de gran calidad -y claro, considerable precio-. Un menú a favor del melómano.

2018 no fue la excepción; quedará en la historia como 12 meses que a nivel mundial marcaron un punto de inflexión, cuando las demandas de carteles paritarios se hicieron realidad: y en un gigante de la talla de Primavera Sound. El público creció, la demanda también, la variedad en misma forma, lo que nos permite hablar que en sus primeros años de vida, nuestra escena en varios aspectos se encuentra bien encaminada. Locales de la calle Loreto funcionando simultáneamente a la par de ritmos foráneos y nacionales, ilustran que este mercado no sólo funciona, sino que culturiza. “Yo voy a Waters en el Nacional”, “Paso, prefiero guardarme para Oh Sees el sábado”, “¿Alguien va a Herbie Hancock?”, son frases que nos parecen cotidianas -cámbiese por cualquier artista de preferencia que se presente en determinada semana-, pero que hace unos 8 años, eran un ideal casi utópico.

Sintetizadores, guitarras afiladas, pianos minimalistas, notas progresivas, psicodelia, folk en su máximo punto de calidad, y como no, el infaltable grunge, que sigue creando lazos con el público nacional que bien podrían compararse a los del metal. Fue un año donde Nick Cave nos abrazó y lo abrazamos, en el que David Byrne nos mostró su propio concepto de futuro, Lorde levitó en armonía pop junto a todo el Espacio Broadway, y Radiohead nos enseñó que en un ámbito donde existen tan pocas objetividades -la música-, ellos imponen una: son la mejor banda viva en el planeta tierra. Esta es nuestra selección de los mejores conciertos internacionales de 2018:

20. At The Drive In – Fauna Primavera
(10 de Noviembre)

“Chile ha visto shows potentes y feroces ante sus ojos, pero mientras te puedan pasar por la cabeza todos esos acontecimientos musicales, desde este fin de semana At The Drive In será el primero en la lista. Quizás Chile no estaba preparado para tanta ferocidad, tanto desborde de locura y adrenalina. O quizás era justo aquel arrebato de brutalidad lo que nos devolvía la adrenalina que a Fauna Primavera le faltaba, un arranque feroz de energía que nadie menos que At The Drive In destelló en una hora y algo más.

Con tanques de oxígeno que ocupaba Cedric en muchas ocasiones el desafuero de los texanos fue indomable. Tanto era aquel que aún teniendo que recurrir al oxígeno en el escenario podía mantener los gritos y bailes a máxima violencia. No queda más que decir que tal acontecimiento musical fue y sigue siendo una ferocidad incandescente de una banda que resiste cualquier adversidad, que impone un tecnicismo y composiciones con una intención potente y pregnante. Cedric, Omar, Keeley, Paul y Tony dejaron mentes y cuerpos magullados con tanta brutalidad, una visceralidad que se desprende solo de aquellos cercanos noventas y principios de 2000.

Ferocidad, brutalidad y arrebatos esquizoides, señores y señoras hemos presenciado una resistencia musical violentamente visceral llamada At The Drive In.

Aquí el review completo del show.

19. Metronomy – Lollapalooza Chile
(18 de Marzo)

Pablo Benítez

Metronomy: quién pensaría que esta fresca y extrovertida propuesta tiene casi 20 años de vida. Directamente desde Devon, Ingalterra esta particular y colorida banda se presentó el mismo día en que Argentina se quedaba sin Lollapalooza debido al intenso clima que de desenfrenó aquel trágico fin de semana. A pesar de una reprogramación en los días sábado y domingo del festival, cambios de escenario y demora en los instrumentos, Chile puedo sobrepasar las circunstancias climáticas que arrastraba el país al otro lado de la cordillera. Así, Metronomy se vio inmerso ante un extenso público ecléctico por tercera vez, desafiando con una propuesta extremadamente refrescante e intrépida.

Metronomy aclaró muchas hechos en su presentación, entre ellos su potencia audaz y profesionalismo. Una banda inglesa que despierta todo aquello que mueve nuestras extremidades fusionando un impresionante espectro de influencias musicales. Desde tintes claros de Bowie y energías disco Metronomy se deslizaba con una elegancia preponderante y se atrevía a teñir todo el festival con colores atrevidos. Uno de los shows más consistentes y ágiles que se presenciaron el domingo en este agitado y reprogramado día. La calidez en sus composiciones destellaba a pesar de su fría vestimenta, consolidándose como una increíble propuesta vivaz y renovada, siendo que sus años de actividad se extienden a casi 20. Coloridos, salvajes y audaces, Metronomy reflejaron interesantes colores de ensueño es esta su tercera aparición en Chile.”

Aquí el review completo del show. 

18. Celebrating David Bowie – Teatro Nescafé de las Artes
(23 de Octubre)

Felipe Morales

Mientras el público esperaba a Steven Wilson aquel 23 de Mayo, se anunciaba por las pantallas de Santiago Fusión el magnífico show que traerían titulado nada menos que “Celebrating David Bowie”. Fueron 5 meses exactos y la promesa se cumplió. Adrian Belew acompañado de Paul Dempsey, Angelo Moore, Angelo “Scrote” Bundini,  Ron Dziubla, Michael Urbanoy el bajista House serían la banda que hizo estallar el Teatro Nescafé de una rendición al eterno camaleón.

¿Por qué sería este un show a destacar? Por su potencia y calidad, por la manera en que este seleccionado grupo de músicos logra apropiarse de la discografía de Bowie y llevarla en vivo a rincones del mundo. El “cover” no fue un tema, Adrian y Angelo se encargaron de aportar el lenguaje propio sin miedo a esta celebración, destellando un teatro que imponía presencia al corear cada centímetro de las letras del duque. Con carisma, sentimiento y ferocidad, nos entregaron una brillante puesta en escena y nos devolvieron aquellas composiciones que en 2016 agarraron aún más fuerza.

17. Franz Ferdinand – Teatro Caupolicán
(9 de Octubre)

Parlante

Era su sexto show en suelo chileno y fue como si tratara del primero. El -ahora- quinteto nunca ha defraudado, y en esta oportunidad desplegó una verdadera fiesta candente en un Teatro Caupolicán que -literalmente- se arrodilló a sus pies.

“Always Ascending” era el motivo de su visita, un disco que marcó un antes y un después en la agrupación producto de la salida de uno de sus miembros fundadores, Nick McCarthy, y que dio paso a la inclusión de Dino Bardot y Julian Corrie, pero que, en términos musicales, le dieron un aire fresco a la agrupación, quienes potenciaron aún más su puesta en escena y consagrando la esencia que los caracteriza.

Comandados por el carismático e incombustible Alex Kapranos, Franz Ferdinand desplegó un show repleto de éxitos, afianzando aún más su relación especial con el público chileno, ése que ya lleva dentro de su adn su amor incondicional por la banda oriunda de Glasgow.

Aquí el review completo del show.

16. Mike Patton Mondo Cane – Teatro Coliseo
(9 – 11 de Septiembre)

Foto: Pablo Benítez

“Tres jornadas fueron las que Mike Patton dio en Chile, la primera con inconvenientes y con una postergación que pareció no agitar a la masa que se había hecho presente el día sábado en el Teatro Coliseo. El punta pie inaugural se dio el domingo 9 de septiembre, dos shows seguidos dio luego de presentar un cuadro de intoxicación alimenticia. Fueron shows en donde las cámaras se centraron en el frontman de Faith No More, pero la historia completa las escriben los artistas de Mondo Cane, siendo Patton la interpretación más que eúforica de cantautores del pasado.

(…) Si no fuiste y te sigues preguntando cómo estuvo el show, quedate con al duda porque Mondo Cane es lo más similar al eje: tienes que vivirlo. Una reseña no es nada frente a tal espectacúlo. El en vivo es la mejor forma de consumir la música y estos tres shows fueron la prueba de aquello.

Cada una de las jordanas dio espacio para la evidencia de que la conexión de Mike con Chile es real, poncho encima, pistola en mano, bandera arriba y modismos claros, no se ven razones para no creer que el hombre tiene cariño por esta franja de tierra o por lo menos por Santiago, los más aventurados conspiraban con que vino en septiembre para celebrar fiestas patrias. Hay de todo en las redes. Pero en fin, Mondo Cane es una muestra de que los géneros no mueren y de que se pueden reversionar obras de artes y convertirlas en obras maestras.”

Aquí el review completo del show.

15. Alice in Chains

Foto: Carlos Müller

“Con el argumento de su nuevo disco ‘Rainier Fog’, volvieron a Chile en el marco de Santiago Gets Louder. Una solidez increíble en los sonidos y una oscuridad característica se hicieron evidenciar de principio a fin en un Movistar Arena que apenas soportaba las almas que ahí se hicieron presente. Check my Brain y Again se hicieron escuchar en los primeros acordes que no hacían más que calentar una de las noches más emblemáticas de Alice in Chains en tierras nacionales. Never Fade se encargó de representar al último álbum, que bien podría ser más trabajado en vivo por la banda pero al parecer los hits de antaño aún tienen un predominio en los shows de Jerry Cantrell y compañía, cosa que no se rechaza, al contrario.

Las canciones que fueron parte del salto a la fama de estos hombres que alguna vez fueron rock alternativo para la prensa o grunge para otros, fueron parte esencial del setlist de la noche, la nostalgia bien pudo ser el sentimiento que caracterizó la jornada, esta sensación fue corrompida constantemente con sonoridades del hard rock y el heavy metal (…)”.

Aquí el review completo del show.

14. Depeche Mode – Estadio Nacional (21 de Marzo)

Foto Carlos Castillo

Nueve años de especulación llegan a su fin. Tras varios rumores, finalmente se confirmó el aterrizaje de Depeche Mode en nuestro país. Se materializó el 21 de marzo en el Estadio Nacional. En esa ocasión, los oriundos de Basildon, llegarán con el registro número 14 de su historia. Producido por el integrante de Simian Mobile Disco y permanente colaborador en Arctic Monkeys y Foals, James Ford, la pieza de 14 tracks, ofrece una suerte de ‘evolución Delta Machine’, acaparando un sonido oscuro y etéreo.

La jornada era más que prometedora y la verdad es que así lo fue para la presentación de Depeche Mode: show, escenografía, sonidos, todos esos factores hacen que este dentro de nuesto top 20 de Cancha General. El factor de declive, sin duda fue el público, nunca prendió, nunca se alineó, nunca nada la verdad, un murmullo fugaz se hacía escuchar de vez en vez pero nada concreto, pero aún así un gran espectáculo.

13. Steven Wilson – Teatro Caupolicán
(23 de Mayo)

CHILEANSKIES

Steven Wilson aterriza en Chile cada vez que puede, ya sea para grabar videos en el Norte o deleitarnos con tres shows seguidos. Esta ocasión fue singular, un solo show de un calibre impresionante que hizo que el prog y el pop se juntaran sin miedo alguno, uniendo referencias y sonidos que hablaban de su increíble versatilidad.

Fueron casi tres horas de uno de los shows más intensos del año, tres horas en donde hubo espacio para Porcupine Tree, todo el catálogo solista de Wilson además de su últomo LP “To The Bone”. Las dimensiones musical y visual estuvieron fuertemente ligadas en esta ocasión, Wilson como maestro de este equilibrio en escena, propuso visuales y cortometrajes que añadían a su escape sonoro, manteniendo así la dimensión conceptual que trae en un nivel altísimo. Referencias a Prince, Bowie, Abba y King Crimson elevaban a SW como un intrépido maestro del sarcasmo.

12. Noel Gallagher – Colors Night Lights, Santiago (31 de Octubre)

Foto: Pablo Benítez

“El Velódromo del Estadio Nacional se había transformado en una gran fiesta pop cuando Foster The People amedrento con su metralleta de hits ideales para menear el cuerpo. Lo verde del pasto se tornó de manera instantánea en una pista de baile, Sit Next to Me cerró con un broche más que satisfactorio la actuación de los formados en Los Ángeles, California y dio pasó al último tiempo de Colors Night Lights: Noel Gallagher’s High Flying Birds.

Entre una tranquilidad poco usual para uno de los mejores compositores que se tienen hoy en día en la historia de la música, se le esperaba al que hace no más de 24 horas había tocado en un histórico show en Concepción. Noel Gallagher se hizo sobre el escenario de una manera sencilla y humilde, sin parafernalia y sin el narcisismo típico de frontman, ese que espera a que la banda tome posición y sale entre aplausos dirigidos hacia su ser, este no fue el caso, a la par con sus compañeros se posó sobre la audiencia. Fort Knox rompió el silencio frío que el británico acarreaba y marcó un punto a parte en lo que se conoce de este Gallagher. La reinversión es parte de la música y bien lo sabe el “salvador de Gran Bretaña“, quien con su último álbum “Who Built the Moon?” sale de su zona de confort, de los himnos de medio tiempo y las referencias a los Beatles a un territorio más colorido y espacioso: toca la electrónica ambiental y un brillante híbrido de dance-rock con guiños a New Order (…)”

Aquí el review completo del show.

11. Gorillaz

Foto: Jaime Valenzuela

“La banda virtual comenzó a presentarse de apoco frente a la fanaticada, canción por canción, protagonista por protagonista: 2-D, Nuddle, Murdoc y Russel se hicieron presentes en la pantalla grande, simple y suficiente que encubría a todos los músicos sobre el escenario. Alguno podría decir que se le puede sacar más provecho a una banda virtual como Gorillaz, pero la verdad es que, para un recinto como el Movistar, la ornamentación fue la adecuada. “Tomorrow Comes Today” y “Every Planet We Reach is Dead” hicieron el flashback entre el álbum debut de Gorillaz y su seguidor – Gorillaz (2001) y Demon Days (2005) –, y también le dieron el pase para tocar algo del Humanz (2017).

El reciente disco de Gorillaz – y no el último, ya que se viene otro próximamente este año – es el disco que dividió a la crítica especializada y también a los fanáticos, pero esto tampoco pareció importar en la noche del martes, cuando “Saturnz Barz” se apoderó del ritmo de los que ahí presenciaban el primer show de Gorillaz en Chile (…)

Aquí el review completo del show.

10. MGMT – Fauna Primavera (10 de Noviembre)

Foto: Martina Gattoni

“Después de años oscuros, MGMT encontró una de sus publicaciones más aclamadas en su último disco: “Little Dark Age”. Un álbum extraordinario de psicodelia pura y sonidos góticos ochenteros. Así es como se deslizaron por el escenario de Fauna con instrumentos en mano y un demoledor sonido en sus cajas musicales. Los carismáticos rostros de sus líderes Andrew VanWyngarden y Ben Goldwasser en ridículos disfraces dispuestos a entretener a un público expectante de jóvenes alternativos.

(…) Desde el nuevo álbum varios cortes mostraron sus respectivas garras. El tema homónimo del cuarto LP del grupo brotó entre armonías góticas y oscuras. Con su voz juvenil, VanWyngarden raspó un rango limitado aunque efectivo, con su característico timbre de voz y un melancólico tono tras sus versos. Detrás la atmosférica presencia de guitarras, baterías eléctricas y decenas de efectos, todos envueltos bajo las pantallas de neón y adictivas visuales. “When You Die” pisó el acelerador a fondo en una travesía de éxtasis y psicodelia, con tenebrosas imágenes a espaldas de los músicos y la nostálgica melodía de su estribillo(…)”

Aquí el review completo del show.

9. Father John Misty – Aniversario Club Fauna
(1 de Septiembre)

Foto: Pablo Benítez

“Father John Misty es el padre, el hijo y el espíritu santo. Cuando “Pure Comedy” (2017) se establecía a mediados del 2017 como el testimonio de un autor egomaniaco y soberbio, poco importaba la naturaleza de su carácter considerando lo magnificente de sus composiciones. Y el día de ayer, al deslizarse por el escenario del Teatro Teletón, menos aún implicaba que la imagen del pastor en escena fuera la de un tipo sobre-humano. Sino que muy por el contrario, en su teatral presentación entreveía a un ser humano frágil y melancólico. El rostro de un músico envuelto en su propia personalidad.

(…) Tillman encendió su cuerpo con una vibra hipnotizante, convirtiéndose en el personaje de la noche. Con todos los ojos sobre él, cada paso que daba era seguido por una masa de ovejas obedientes y seguras. Hay momentos en que Misty consume completamente a Tillman, dejándonos con un personaje que no es menos ficticio que una persona sacada de la literatura. Pero la experiencia de su autor empapa a su figura de una personalidad que no puede inventarse completamente (…)”

Aquí el review completo del show.

8. Pearl Jam – Movistar Arena (13 de Marzo)

Foto Carlos Müller

“(…) Uno de los momentos emocionantes de la jornada, en primera instancia fue ver a Matt Cameron con una polera de la silueta de Chris Cornell, recordemos que la batería de Pearl Jam también fue la batería de Soundgarden Temple of the Dog, por lo que gran parte de lo que conocemos del grunge está influenciado por este personaje. El momento culminé de emoción para la voz de Soungarden, Audioslave y Temple of the Dog fue cuando tímidamente Vedder le dedica “Come Back” a su gran e íntimo amigo, un momento de enternecimiento y conmoción. Luego de eso, “Crazy Mary” selló la voz de Eddie Vedder, esa voz insigne que te puede poner la piel de gallina, bajo una batería armoniosa en la tranquilidad de la voz y una guitarra acústica que acompañaba al público como si de una presentación “unplugged” se tratase. Se rompió esa tranquilidad con “Do the Evolution”, se retomó con “Better Man” y se elevaron los sentimientos individuales con “Black”. Todos fueron uno para elevar la voz pero, cada uno sentía el rasgueo a su forma y cada uno escuchaba la voz dolorosa de Eddie Vedder. Quizá “Black” es una de esas canciones que te vuela la cabeza en vivo, entre lastima, esperanza – de que aun se puede volver – y desgarro no queda más que sentir.

La verdad es que el show de Pearl Jam es enriquecedor, fue un encuentro significativo, puede que sea verdad que hay una conexión con Chile, pero Pearl Jam lo deja todo donde sea que vaya y eso es algo a agradecer. La empatía que se genera puede llegar a ser única, la humildad con que se paran frente al público es para imitar y lo generoso de las canciones es para disfrutar.”

Aquí el review completo del show.

7. Lorde – Fauna Primavera
(10 de Noviembre)

“Lorde. Nadie más que Lorde. Una hora y quince minutos de simple perfección. Una hora y quince minutos en donde el afecto musical explotó las sensibilidades de un nuevo público, un nuevo lugar, un nuevo año y una nueva Ella. La madurez de esta joven compositora fue una arista implícita y extremadamente fuerte en el acto de cierre del Festival Fauna Primavera. A segundos del cierre de MGMT un grito de esperanza y honestidad acechaba el escenario Ballantines, algo que solo podríamos haber predicho como increíble se transformó en un acontecimiento de desgarradora perplejidad.

Carisma y devoción. Aquello es el manifiesto de Lorde. Aquello es con lo que nos quedamos de una velada que supera nuestro estar terrenal, y aún así se mantiene como algo real. Luces verdes, suaves telas incoloras, saltos angelicales, movimientos con elegancia. Lorde nos manifiesta la firmeza con la cual ella se manifiesta desde una temprana edad, nos entrega una sensibilidad detallada, un espectro de colores cálidos y llenos de potencia. Ella Yelich-O’Connor destella la honestidad que la posiciona como una de las artistas más honestas de su generación, creando un lenguaje surreal e inmaterial que nos deja solo con las sensaciones y vibraciones que jamás dejarán de ser incandescentes.”

Aquí el review completo del show.

6. David Byrne – Lollapalooza Chile
(16 de Marzo)

Pablo Benítez

Como si estuviésemos en el 2050, David Byrne presentó una propuesta que dejó asombrados a los presentes que llegaron al escenario Itaú de Lollapalooza 2018. Con una banda andante, quienes cargaban sus propios instrumentos, dejando el plató libre de todo equipo, cada músico vestido con un elegante traje gris fue conjugando su performance musical con la coreografía, como un compás perfecto al son del mítico integrante de Talking Heads, quien era el encargado de orquestar a su antojo su propia obra musical.

Más que un show de una hora, lo que entregó Byrne fue cátedra de reinversión, de cómo mezclar de una forma magistral la experiencia sobre el escenario con los tiempos actuales y transformándolo en una verdadera pauta a seguir para las generaciones venideras.

Y es así, como sin pirotecnia ni polémica desmedida, David Byrne se convirtió en uno de los mejores shows que se han visto en los ocho años que de la versión local de Lollapalooza, con una puesta en escena inteligente y con talento desbordante, dando cuenta cómo realmente se deben hacer las cosas.

5. LCD Soundsystem – Lollapalooza Chile
(16 de Marzo)

Foto Pablo Benítez

“Una bola disco gigante reflejaba al público inmerso en la ansiedad del preámbulo del show, aquellos fieles que llenaban las primeras filas inmediatamente después del magistral acto de David Byrne. Mientras Mon Laferte se pasaba 4 minutos de lo estipulado, los neoyorkinos pisaron el escenario apenas pudieron, alzando las pulsaciones mientras bebían champaña en elegantes copas. Con Nancy Whang James Murphy en el centro “oh baby” fue lo primero que nuestros oídos escucharon de la vuelta del indietronic. Esta apertura del “American Dream” se insertó de forma suave y certera, deslizándose en nuestros frágiles cuerpos como un efervescente sueño lúcido mientras “please baby please!” agitaba nuestras sensibilidades, mientras este tema nos atrapa entre un mal sueño y la realidad misma.

Obsesionados con escribir sobre los finales, ya sea de amor amistades o los héroes perdidos, LCD Soundsystem “es una banda que escribe sobre escribir música” como describió Murphy alguna vez. Entre el disco, el indie y la potente influencia del krautrock alemán setentero, se sumergen en nuevos territorios y nuevas intricadas capas, efervescentes nuevamente renacen de unos aproximados 5 años de calma, vuelven sudorosos, vuelven cambiantes y vuelven infecciosos. Elegantes e intrépidos estas leyendas neoyorkinas realzan su segunda presentación de una hora y media como un gran sueño eléctrico e infeccioso que nos golpea en las sensibilidades rítmicas que dejamos pasar. Una velada que desgarró almas y propuesto una efervescencia inolvidable. Un sueño eléctrico sin duda alguna.”

Aquí el review completo del show.

4. Nick Cave and the Bad Seeds – Teatro Caupolicán
(5 de Octubre)

Hay veces en que el show es tan potente que las palabras realmente sobran. Nick Cave & the Bads Seeds fue esa clase de show. Si alguien sabe de performatividad y sentimiento en escenario es este hombre. Si alguien sabe lo que significa la música y cómo ésta nos involucra de una manera sentimental con el artista, es Nick Cave. ¿Quién pensaría que tal pregnante y misterioso ser sería quizás el más cercano y honesto artista de este siglo?

Con un show en los noventas en Chile que fue muy a lo Birthday Party, the Bad Seeds lo dejaron todo. Desde cada persona involucrada en el escenario, cada arazo y gota de sudor compartida, Nick Cave era uno con la masa, Nick Cave es el profeta que estábamos esperando. Agresividad, melancolía, dolor, violencia, carisma y por sobre todo afecto, aquello es lo que nos trajo. En muchísmimo más de dos horas logró penetrar en cada alma allí presente, logró ser aquello que une de una manera intrínseca persona a persona: música.

3. Queens of the Stone Age – Movistar Arena
(21 de Febrero)

Foto Pablo Benítez

“Una vez las psicodélicas luces se posaron sobre el escenario, el rock lo fue todo. A eso de las diez y media empezaron a brotar los primeros atisbos de música en vivo. Abriéndose paso sobre el escenario emergieron los siniestros miembros del grupo liderados por el carismático Josh Homme, quien apoderándose de su guitarra dio paso a que la banda interpretara “If I Had a Tail”, de su penúltima producción. Los instrumentos se olvidaron de las versiones pulidas del estudio, pues esa noche todo fue suciedad y distorsión. Los espectadores comenzaban a ponerse cómodos mientras movían sus pies al ritmo de los acordes.

La noche fue tenebrosa, ácida y cálida. Un líder de innato atractivo moviéndose suavemente sobre el escenario, cautivando el corazón de sus fieles y sembrando su infausta palabra. Arrasando como el más letal de los padecimientos. Arrastrándose con dulce melancolía, y energética rabia. Una banda en la cumbre de sus habilidades entregando algo superior a solo una sólida presentación. La siniestra exhibición de un sueño psicodélico de baile y rock pesado.”

Aquí el review completo.

2. Roger Waters – Us + Them, Estadio Nacional
(14 de Noviembre)

Foto Andrés Ibarra

“Las melodías se estaban ejecutando cuando atrás de él, una gran pantalla se hacía con las proyecciones que nos invitaban a la psicodelia, recordando los mejores momentos de su bagaje en Pink Floyd. Pero Waters, no estaba solo en esta nueva hazaña, cerca de siete músicos y dos coristas se hacían con el ahora líder político. Las cantantes Jess Wolfe y Holly Laessig, el baterista Joey Waronker, Jon Carin, los guitarristas Dave Kilminster, Jonathan Wilson y Gus Seyffert, junto al tecladista Drew Erickson y saxofonista Ian Ritchie, hicieron de las clásicas inyecciones de The Dark Side of the Moon (1973), Animals (1997) y The Wall (1979) un recorrido de ceca de dos horas y media.

(…) Si preguntan por momentos emblemáticos, fue cuando con emoción y una posterior lagrima en su mejilla, de una forma sencilla Roger Waters pidió su celular para darle play a el Derecho de Vivir en Paz de Víctor Jara, mientras la fotografía de uno de los mejores influyentes de la escena musical nacional se hacía presente entre ovación con un público quizás divido en ese momento (más divido que en otros, seamos sinceros), pero con la supremacía siempre de los gritos y aplausos de apoyo por parte de las almas ahí presente. Guarden en la memoria este recuerdo.

El lado oscuro de la luna ya hacía sobre la comodidad de los asistentes de las primeras filas, bien podrían criticar esta inoperancia que va en contra del enriquecimiento cultural, esta detención a la emoción que generar las filas para “gente importante”, pero el lado bueno es que sirven para un show como este, porque sin su inmovilidad y cuadre perfecto en sus asientos no sería posible para el resto apreciar el juego de luces que te hacía estar en frente de la caratula de uno de los mejores discos que existe en este mundo.”

Aquí el review completo.

1. Radiohead – Festival SUE, Estadio Nacional
(11 de Abril)

Foto Pablo Benítez

“Los cánones convencionales de la música son algo difícil de romper, la rueda ya no se puede inventar, con suerte algunos la reinventan para luego hacerla un círculo manoseado y nuevamente tradicional. Pero Radiohead… Radiohead da lecciones de cómo quebrantar la música, de cómo sonar de la manera más experimental que ellos mismos quieren y de cómo prescindir de los malditos himnos de estadio.

Nueve meses llevaban sin tocar en vivo, nueve años llevaban sin volver a la capital de Chile, nueve de la noche. Nueve de la noche, entre conversaciones, silencios y miradas frenéticas la atención apunta a ese escenario que se adornaba por un juego de luces de gran cuantía y una pantalla ovalada al centro, Treefingers sonó de fondo cuando las luces comenzaron a darle espacio a la noche. Ahí estaban, caminando sobre el escenario los británicos, en medio de lo pulcro de Daydreaming las emociones comenzaron a elevarse más allá de las pieles.

(…) Y ahí estaban, nuevamente en pie, instrumentos en mano, sinergia activada y oídos abiertos para escuchar una espléndida versión de Nude, luego una versión más conservadora de Paranoid Android y Karma Police, cuánta nostalgia a la vena en un par de minutos. Todo esto es el mejor legado que nos puede dejar Radiohead, hacerte navegar por mares de emociones, en donde los estados personales sumados a la música generan la combinación perfecta para que cada uno de los que ahí asiste quede hipnotizado en los sonidos más fascinantes que una banda haya producido en las últimas décadas.”

Aquí el review completo.

Ahora podrás reproducir vinilos en tu teléfono

Noticias

Simplemente unos capos: Radiohead sube 18 horas de sesiones robadas de Ok Computer

Noticias

¡Estrenos Generales! Los Lanzamientos de la Semana 07/06

Noticias

The Cure Anniversary 1978 – 2018 será transmitido en Cines

Noticias

Connect