Connect with us

Listas

Los mejores 100 discos del 2020

En Cancha tenemos un ritual de fin de año: depurar la larga lista de discos que gobernaron nuestros oídos durante 12 meses, rankearla y mostrarte los mejores discos que tienes que escuchar sí o sí. Este año nuestra lista superó los 500 álbumes escuchados, y claramente nos faltaron montones, pero nuestra alma está en el compartir la música que nos gusta, y sobre todo en un año que tiene tantos sentimientos encontrados como discos lanzados.

Siguiendo los comentarios de DeMarco en una reciente entrevista que tuvo con el privilegiado Julian Casablancas, nosotros no estamos para mostrarte esos discos que romantizan la cuarentena, no en lo absoluto, acá encontrarás la música en base a nuestro nuevo lema: “la música como expresión de arte“. Estos son los mejores 100 discos del 2020, si nos faltó alguno no dudes en comentarnos aquí. Y si quieres vacilar el año en una playlist tan nutrida como este ranking, puedes escuchar la lista de las mejores canciones del 2020 que realizamos para ti. Ojo que está ordenada en orden alfabético por artista.

100 Frances Quinlan: Likewise

99 Torres: Silver Tongue

98 Kelly Lee Owens: Inner Song

97 Jehnny Beth: To Love Is To Live

96 Westerman: Your Hero Is Not Dead

95 Open Mike Eagle: Anime, Trauma & Divorce

94 MIKE: Weight Of The World

93 Everything Everything: Re-Animator

92 Nadine Shah: Kitchen Sink

91 Fleet Foxes: Shore

90 Beabadoobee: Fake It Flowers

89 Yelle: L’Ère du Verseau

88 Taylor Swift: folklore

87 SAULT: UNTITLED (Black Is)

86 Moses Sumney: græ

85 Coriky: Coriky

84 Bill Callahan: Gold Record

83 Lianne La Havas: Lianne La Havas

82 Bruce Springsteen: Letter to You

81 Muzz: Muzz

80 Khruangbin: Mordechai

79 Adelaida: Animita

78 Moses Boyd: Dark Matter

77 Touché Amoré: Lament

76 Mac Miller: Circles

75 Waxahatchee: Saint Cloud

74 Car Seat Headrest: Making a Door Less Open

73 Tkay Maidza: Last Year Was Weird, Vol. 2

72 Pet Shop Boys: Hotspot

71 The Weeknd: After Hours

70 Adrianne Lenker: songs

69 Parálisis del Sueño: Brígido

68 Mrs. Piss: Self-Surgery

67 Pearl Jam: Gigaton

66 Jeff Rosenstock: No Dream

65 Freedie Gibbs & The Alchemist: Alfredo

64 Postcards: The Good Soldier

63 Nine Inch Nails: Ghost VI: Locusts

62 JARV IS…: Beyond The Pale

61 SAULT: UNTITLED (Rise)

60 Róisín Murphy: Róisín Machine

59 Ela Minus: Acts Of Rebellion

58 Tennis: Swimmer

57 Natalia Lafourcade: Un Canto por México, Vol. 1

56 I Break Horses: Warnings

55 Jaga Jazzist: Pyramid

54 Angel Olsen: Whole New Mess

53 Lady Gaga Chromatica

52 King Krule Man Alive!

51 Nine Inch Nails Ghosts V: Together

50 Buscabulla Regresa

El debut de Raquel Berríos y Luis Alfredo del Valle simboliza el cierre de un ciclo y la apertura de otro para el dúo: luego de varios años buscando elusivas oportunidades en Nueva York, les Buscabulla florecen en completa majestuosidad al retornar a Puerto Rico. En ese sentido, su primera placa oficial, más allá de capturar esta vuelta a su tierra natal, simboliza un regreso a la esencia del ser, y cómo este maneja las cartas que su vida le ha dado. Raquel y Luis Alfredo confrontan múltiples demonios que plagan la existencia puertorriqueña, y con frecuencia el resultado de sus experimentos es precioso, magistral y pertinente al contexto presente.

49 BTS MAP OF THE SOUL: 7

BTS marcó el comienzo de una nueva historia con el lanzamiento de MAP OF THE SOUL. Ahora como superestrellas globales que se presentan en estadios y son amados por una armada de fanáticos en todo el mundo, BTS ahora busca dar forma al futuro, reflexionando y utilizando el poder que han adquirido al tiempo que abarcan todas sus sombras. Acá la boy band habla sobre la alegría de encontrar amor y se acerca al mundo con los mensajes que desean compartir con sus fanáticos. La banda siente especial curiosidad por las historias de todos y cada uno de los que les han ayudado a convertirse en lo que son hoy.

48 Destroyer Have We Met

Have We Met, como lo pone Dan Bejar, ‘cobró vida de forma loca – éxtasis y terror en partes iguales’.  Inicialmente concebido (pero rápidamente descartado) como un álbum Y2K, Bejar no tenía un concepto claro. Así que dijo “a la mierda” y dejó que todo ocurriera con una lluvia de ideas en casa. Seleccionado de años de composiciones guardadas, hechas a un lado por proyectos “más allá de la música”, y grabado en la mesa de su cocina, Have We Met recuerda al Dan de Kaputt hilando letras al momento mientras descansaba en su sofá. El sonido resultante se encuentra entre la colisión de dos mundos de Destroyer: toques del Destroyer pasado más estridente mezclado con uno más relajado y de la nueva era.

47 Kali Uchis Sin Miedo (del Amor y Otros Demonios)

¿Cantado completamente en español? Listo. ¿Qué Jowell & Randy, Jhay Cortéz y Rico Nasty están en esta placa? También. ¿Qué palidece ante el peso de su álbum debut? Ni modo. Atenuando la radical variedad de Isolation, pero a su vez optando por la cohesión y la unidad de sonido, Sin Miedo reafirma la visión creativa de su autora como una mujer latina independiente y asertiva. Sea con su vida personal, su sexualidad y su historia, Kali Uchis lo tiene todo bajo control al no pretender controlar nada más.

46 Alain Johannes Hum

El chileno Alain Johannes, co-fundador de Eleven y con recordados trabajos junto a Chris Cornell, Queens of the Stone Age y Them Crooked Vultures, lanzó Hum, marcando un retorno a los sonidos más acústicos. Alain puede hacer un álbum completo solo por él mismo, puede hacer experimentar con instrumentos y llevarnos a sonoridades espaciales que solo él y su pasado comprenden. Johannes puede hacer lo que quiera, está atrapado en su grandeza.

45 Deftones Ohms

Deftones_OHMS

Las luces que nos daba la banda respecto a un nuevo disco siempre fueron mínimas y herméticas. Sin embargo, entre chistes, bromas y los típicos personajes que Abe Cunningham crea en medio de algún Instagram Live, es que durante este mayo pandémico disfrutamos de cortos segundos que serían parte del nuevo material discográfico de la banda. Era mucha la expectativa, la ansiedad y emoción que el responsable del tempo de la banda de Numetal entregaba en tan pocos segundos en una espontánea sesión de algún live.

44 Denzel Curry UNLOCKED

Quizás muchos se preguntarán ¿quién es Denzel Curry? Y la respuesta no será “Denzel Curry no es nadie” como él mismo respondió modestamente. Denzel un artista que con tan sólo 25 años ha cambiado el paisaje del rap con álbumes conceptuales que ponen en el centro las sensibilidades y la explotación de las minorías. Denzel Curry no es nadie, es la nueva y más fuerte apuesta de nuestra generación quizás cuando nos referimos al nuevo rap que se está formando en Estados Unidos. Sus composiciones no son aleatorias, tienen que ver con romper los límites de todo lo esperado, tienen que ver con poner en cuestión los taboos y no tenerle miedo a explorar géneros musicales sin la presión de los estereotipos asociados.

43 Charli XCX how i’m feeling now

¿A dónde vas después de un delirante y vanguardista álbum como “Charli”? Solo con una expresión sincera, simple e íntima acerca de la vida en que estamos encerrados ahora. Un álbum conceptualizado en los límites de la cuarentena, expresándose en términos de soledad y amor. Expresiones coloridas y agresivas sobre los tiempos en que vivimos, bañados en la delirante producción de la intérprete, con sus maravillosas melodías, pegajosas pulsaciones y acordes que harán de cápsula del tiempo sobre lo que implica ser un millennial en un futuro que es incierto y se desmorona ante cada minuto.

42 Lido Pimienta Miss Colombia

En Miss Colombia, Lido Pimienta es monumental, desenvuelta en las contradicciones de la existencia, pero dichosa de estarlo. Titulando el disco en tributo a la competidora coronada por error en la edición 2015 de Miss Universo, la compositora navega a través del dolor y la ironía de la fracturada identidad latinoamericana. Desafiante, pero también celebratoria, la artista abraza estas heridas, convirtiéndolas en un vívido, colorido retrato del orgullo y la resiliencia de las caras que siglos de ultrajes han intentado borrar.

41 The Big Moon Walking Like We Do

Al menos este año condenado partió con un golpe potente: el segundo lanzamiento de las londinenses The Big Moon es un documento de la juventud en nuestra era, plagada de dudas sembradas por el capitalismo tardío y el patriarcado agresivo. En este ejercicio, el cuarteto brinda canciones más musculares y redondas, buscando nuevas formas de reinventar el sonido de guitarra que tanto caracteriza al rock. El revival indie de los últimos años es poderosamente femenino, y razones como The Big Moon son más que suficientes para asegurarlo.

40 Field Music Making a New World

Que no se diga que a David y Peter Brewis les faltan ideas, porque a lo largo de seis álbumes, Field Music ha logrado empacar parte de la música más artísticamente inclinada y sofisticada a este lado del art rock británico. Y su séptima oferta aumenta los niveles de creatividad y ambición, rellenando con una estela de temas contingentes e históricos. Los efectos de las guerras mundiales, derechos de la mujer, la situación de la vivienda moderna e incluso las protestas de Tiananmén son sólo una de las múltiples caras de este intrigante y denso trabajo, un honesto estudio musical sobre el mundo moderno, la y cómo avanzamos desde aquí.

39 Bad Bunny YHLQMDLG

El artista del año, sin duda alguna. Aún cuando todavía haya un sector que no quiera reconocerlo, Bad Bunny le da un nuevo rostro a la música contemporánea, y une islas, naciones, corazones y culturas. Aunque haya salido a la luz en el crepúsculo de la pandemia, fue la perfecta confrontación a un año de miedo y tristeza. Un choque envuelto en baile, ritmo, alegría y juventud. Sin miedo, con ganas. Producciones brillantes y versos divertidos. Ninguna pretensión, pura genialidad. Hace lo que quiere y no tiene vergüenz en demostrarlo. Una producción del tamaño de un filme. Simple y efectivo. Directo al corazón.

38 Georgia Seeking Thrills

La británica Georgia nos presenta un disco muy al estilo dance/electro pop. Este segundo trabajo discográfico titulado “Seeking Thrills”, es un LP ambicioso que apuesta por construir la totalidad del disco en función de encontrar el dancefloor anthem de este extrañísimo 2020. En términos concretos, esta apuesta de la británica sentencia su autonomía creativa, su emancipación como artista respecto de su disco debut. “Seeking Thrills” es un disco que pretende dar cierta luminosidad y frescura esta década que es por efecto crítica y oscura; un disco de pop que no renuncia a mirar al momento político y cultural actuales, pero que sin embargo, lo hace sin un sonido muy propio de la  frivolidad jovial.

37 Nicolas Jaar Cenizas

Nicolas Jaar no se detiene, aquello es un hecho; sea con Against All Logic o con su proyecto homónimo, el artista logra desplegar con cada propuesta un universo vehemente y acertado. “Cenizas” no es la excepción; son 13 temas que mantiene al límite de toda experimentación, es un nuevo manifiesto de lo infinito de los recursos que Jaar posee. Crudo, melancólico, personal y hasta efervescente, “Cenizas” es de aquellos álbumes que con lentitud colman su musicalidad.

36 The Microphones Microphones In 2020

Phil Elverum vuelve a tomar la voz de The Microphones después de cruzar el máximo de la melancolía con su trabajo en Mount Eerie. Un solo corte de más de 40 minutos. Dividido en piezas en conjunto a un hilo temático, argumental y musical. Sensible, sentimental y extremadamente humano. Inaccesible en algún sentido, como cualquier emoción humana. Bruto en su producción, más pulcro en su corazón.

35 Bob Dylan Rough & Rowdy Ways

Muchos trabajos de los pares de Bob Dylan les ven confrontando y asumiendo las nociones de la mortalidad. El trigésimo noveno álbum del legendario cantautor, su primer material original en ocho años, es el sonido de un humano que, en lugar de ello, aún medita y se rehúsa a entregar su existencia a los poderes mayores. En diez cortes tan lujosos como austeros, el músico continúa observando el mundo que le rodea desde su propia montaña lejana, intentando hacer tanto sentido de la historia como de los convulsos tiempos recientes, siempre contando con su característica visión e incisiva escritura.

34 Laurel Halo Possessed

Possessed” es el primer indicio de Laurel Halo como compositora para la pantalla grande. Este acontecimiento es un esfuerzo colaborativo por detonar el film score hacia una veta avant-garde, evocativa y emocionalmente cargada. Con tintes de sus pasados trabajos en larga-duración, la artista indaga los temas de este documental-ficción hacia una travesía extrañamente consoladora y distópica. Orgánico en su sentido más sintético, Laurel Halo nos cautiva desde las más profundas sensibilidades subterráneas.

33 U.S. Girls Heavy Light

Heavy Light” abre con todo el sabor del funk clásico, pero cierra como si estuviese contemplando los últimos minutos antes de una bomba nuclear. Incluso la expertamente fotografiada portada delata una perdición apocalíptica, plasmada en los ojos impávidos y atónita cara de Meghan Remy. El álbum más reciente de la cantautora resuena con esta clase de atmósfera alarmista. Un despecho social recorre cada fibra de esta claustrofóbica colección, una enciclopedia de errores humanos y traumas profundos, dotada de una cubierta de pop clásico en libre forma. En esta última oferta, U.S. Girls eleva la dificultad conceptual al nivel de un ensayo de resistencia, pero rara vez esta clase de ejercicio musical ha sonido así de divertido y absorbente. Sus encantos y matices son prueba más que suficiente para desear repetir la experiencia nuevamente.

32 Empress Of I’m Your Empress Of

Lorely Rodriguez está en otra, hay que decirlo. El crecimiento de la productora tras el alias de Empress Of ha sido progresivo, en la medida en que su música se va nutriendo de un amplio rango de texturas y matices. Donde su debut, Me (2015), nos muestra a una hechicera de un synthpop hiperlaxo con crípticas narrativas, su sucesor Us (2018) se quita las capas para mostrar la faceta más sencilla de la joven, acompañada con un set de creaciones dotadas de R&B con el alma de un soundtrack adolescente.

31 Lil Darkie This Does Not Exist

This Does Not Exist” es un álbum de rap experimental que apunta por el significado de su título: es una travesía oscura, a veces perturbante y a veces burbujeante. Lil Darkie, el productor, rapero, artista y además un caricaturesco personaje; nos deleita con su segundo LP  que viene cargado de viscerales pasajes que denotan la efervescencia del 2020. “This Does Not Exist” es intrépido, autoconsciente y juega con su propia tenebrosidad.

30 clipping. Visions of Bodies Being Burned

Oscuro y tenebroso. Posterior a años de una impecable presentación discográfica, clipping. se acerca al abismo del horror con un escalofriante “Visions of Bodies Being Burned”. Extremas referencias a filmes de horror, y decibeles sobre la escala humana. Hip-Hop sucio y agresivo, contemporáneo a un año en que la penumbra ha ocultado a la raza humana. Virus. Muerte. Brutalidad. Racismo. Todo bajo el alero la estridente rima y producción del álbum más gélido del año.

29 Gorillaz Song Machine, Season One: Strange Timez

“¡Gorillaz está de vuelta!” fue una frase recurrente durante el 2017, la que celebraba a “Humanz”, el quinto LP de la banda virtual. Un regreso que se esperaba con ansias, luego del hiatus que se tomarían Damon Albarn y Jamie Hewlett posterior a su asombroso 2010 que trajo “The Fall” y “Plastic Beach”. Almas expectantes de retribución, con apetito de un material capaz de compensar esta eterna espera: y el lamentable consenso es que Humanz no logró igualar la calidad de sus antecesores. “¡Gorillaz está de vuelta!” carecía de sentido, y no fue hasta el 2020 que la frase daría con buen puerto.

28 Fontaines D.C. A Hero’s Death

 ‘A Hero’s Death’ llegó moreteado y golpeado, pero también hermoso, con canciones que son pacientes, llenas de confianza y atrevidas visiones del mundo moderno y su incertidumbre. Un año después de lanzar el hermoso y demoledor golpe de “Drogel”, los de Dublin perfeccionaron su sonido más post punk, directo, frenético, ansioso y de valiente rebeldía, así se podría definir el segundo LP de Fonaines D.C. La muerte de un héroe.

27 The Strokes The New Abnormal

The New Abnormal” es un alto registro, muchos pueden apuntar en él como el que le sigue en calidad tras ‘Angles’, pero lo cierto es que demuestra la madurez de una banda que en muchas oportunidades caminó por un hilo en su propia estabilidad; aplaudible. Es la evolución del sonido Strokes, una evolución impulsada en años de “Comedown Machine” pero poco descifrada, hasta hoy. No requiere más escuchas que una para una correcta apreciación pero lo cierto es que automáticamente se traducirá en más. Este disco debe digerirse muy atentos a la propia historia de la banda, el contexto actual, y el desarrollo musical de cada uno de sus integrantes. En definitiva, es un paseo en código pop rock por un garaje de New York en los años 2020, no en los 2000, lo cual habla como se ha repetido tanto, de su propia evolución. No es en absoluto el registro del año, pero sí abarca un capítulo fundamental en la historia de ellos mismos.

26 Hayley Williams Petals for Armor

Petals for Armor” conforma el álbum debut de una artista que ha estado presente en la escena alternativa desde un temprano comienzo del siglo XXI. Lo que refleja este álbum no son las controversias ni tampoco el derroche de fama; éste proyecto refleja la depresión y la resiliencia que confabulan en la artista. En este álbum navegamos el debut que la libera, no como una mera solista buscando su nuevo lugar, sino como un reencuentro de la fragilidad y la fuerza de lo artístico. “Petals for Armor” es el reencuentro sensible de Hayley Williams con su propia historia, su sexualidad, su intimidad y su vulnerabilidad como una armadura.

25 Perfume Genius Set My Heart on Fire Immediately

El art-pop contiene un absurdo rango de sonidos, que en su floja categorización logra en ocasiones dar con una descripción algo más certera de lo que este estilo podría ser. Y “Set My Heart On Fire immediately” es de esos álbumes que dan forma al género: oscuro, enigma; fiesta, vértigo; sutiles códigos que escapan del cliché para fundirse en una delicada vorágine. Perfume Genius en una sesión íntima, donde logra invocar las notas precisas que dan con esa pequeña alma que a veces se escapa del cuerpo.

24 Soccer Mommy color theory

Puede ser cierto que el mar de confrontaciones y emociones que se atraviesan en el álbum resultan abrumadoras. Pero la experiencia creada resulta tan fiel a la realidad humana que es imposible no identificarse con estos relatos. El muro de sonido que recubre las líricas además hace un eco irresistible de la música en la adolescencia de muchos, marcada por la energía visceral de canciones ansiosas y deseos rabiosos. En este álbum, Sophie Allison demuestra que ella es todos, y todos son ella, a diferentes momentos en el tiempo, y que nadie está a salvo de los juicios y pruebas de la vida.

23 HAIM Women in Music, Pt. III

Es difícil que Haim nos decepcionen fatalmente en un álbum, su discografía está infestada de composiciones enérgicas, suaves y al mismo tiempo voraces, y “Women in Music, Pt. III” no es la excepción. Un álbum que brilla por su madurez pop compositiva, el tercer álbum de Haim contrasta aquella soberanía con tintes country bastante marcados. Esta travesía no es explosiva, pero sí es una que tiene efectos inmersivos en su narrativa, es una una fresca aproximación hacia su propia discografía que pone en jaque las expectativas del himno.

22 Childish Gambino 3.15.20

Anticipado y sórdido. ¿Pretencioso? quizás, pero indudablemente desquiciado y energético. Donald Glover despierta de su ola de reconocimiento con un álbum sin portada, sin nombre y sin canciones hasta cierto punto. El trabajo de un hombre-máquina manejando el gran títere de su creación con mezclas de funk, hip-hop y R&B con una psicodélica mezcla de estilos y voces. Un jugueteo de pretensiones con una sólida presentación en pies de años de tecnología, streaming, dependencia y soledad. “3.15.20” es una colorida expresión de optimismo en minutos de catástrofe, hilados bajo el nombre de una persona con tantos talentos como personalidades.

21 Grimes Miss Anthropocene

Ídolos del apocalipsis; codicia, suicidio y alarmas por el calentamiento global sirven como el motor de Miss Anthropocene, el más reciente lanzamiento de Grimes. Cinco años han pasado desde su aclamado Art Angels, y en este nuevo capítulo de su discografía Claire Boucher apuesta por un sonido mucho más oscuro que sus LP anteriores, y mucho más ambicioso en un sentido conceptual. Según la misma artista en un AMA de Reddit, este nuevo proyecto trata sobre los “New Gods” que reinan en el presente de la humanidad: ángel de la muerte, Diosa de la IA, demonio de la adicción al opio, Dios Warnymph y Miss Anthropocene, entre otros.

20 Yves Tumor Heaven to a Tortured Mind

Un intérprete carcomido por sus palabras. Torturado en una evocante narrativa, disparatada y estremecedora. Sean Bowie, bajo su trabajo en Yves Tumor, avanza a gigantescos pasos en una ola de resurgido britpop, rock alternativo y art pop. Montajes audiovisuales y una psicodélica propuesta artística. En un mismo instante desquiciado, romántico, bruto y delicado. Sin ningún ápice de cinismo. Solo producciones vanguardistas y adelantadas en todo su rango de colores.

19 Dua Lipa Future Nostalgia

Future Nostalgia” es, quizás, el nombre más acertado para el álbum, es una mezcla entre pasado y presente con miras al futuro, de hecho, el primer single homónimo del disco es una muestra de aquello, mira hacia atrás para rescatar una vibra electro funk muy de finales de los 70 y la convierte –a ratos– en un dance–pop increíblemente sublime. Once tracks que completan 37 minutos de música, tiempo que para la y el acérrimo será el más corto de su vida porque los pies exigirán más. Introspección, imaginación y psicoanálisis son engranajes fundamentales en el séptimo trabajo de la artista británica, una pieza de arte de impactante calibre sobre sabiduría y sanación conseguidos con gran esfuerzo.

18 Tame Impala The Slow Rush

The Slow Rush” es un álbum pesado, impenetrable al principio, pero nuevos significados florecen con cada repaso, puesto que es una pieza con un increíble valor de replay. En esta misión, Kevin Parker ha creado una obra artística que no sólo borra cualquier trazo de dudas sobre el futuro de Tame Impala, sino que también quiebra nuevas barreras en la búsqueda por crear algo de significados compartidos, donde la audiencia pueda sentirse identificada y establecer un lazo de crecimiento y sanación. Esperemos que no tengan que pasar otros cinco años para poder ver qué nuevo y emocionante camino tomará este emblemático acto musical.

17 Arca Kick I

Arca, mutante. El cambio ininterrumpido es una de las facetas esenciales que le definen como artista. De Venezuela hacia el mundo; del alias de Nuuro al avatar de Arca; de las sombras a la fiesta. Su discografía también parece evolucionar en paralelo a su autora, capturando en “Kick i” un energético instante en códigos de moderna y etérea poesía. Este atrevido lanzamiento introduce un nuevo sabor en su registro, donde se apodera de sus raíces latinas y la experimentación que le caracteriza para generar un sonido único. Identidad; apoderarse de su historia.

16 Thundercat It Is What It Is

It Is What It Is” es un animal extraño. Es lo suficientemente extravagante como para ser algo que nunca hayas escuchado antes, pero conserva los suficiente elementos nostálgicos como para que puedas identificar todos los lugares que ha recorrido. ¿Valió sus tres años de espera? Cada instante hasta su realización. Una obra para completar tus tardes, hacerte reír y quebrarte de envidia porque puede ser que nunca llegues a tener cual magno talento sobre el instrumento. Pero a Stephen no le gustaría que pensaras eso de ti mismo, es el héroe que esta nueva era necesitaba.

15 Caribou Suddenly

Dan Snaith tiene varios alter egos: Daphni, Manitoba y Caribou; y es bajo este último álias que nos entrega un efervescente álbum de fiesta distendida. El 5to LP de Caribou llega luego de 6 años de “Our Love” del 2014, y pule su sonido mientras convergen influencias de hip-hop experimental, electrónica y pop en un sustrato de melancólica indietronica. La voz y letras de Daniel destacan por lo personal de las mismas, relatando en pocas palabras el propósito lírico de los temas, dejando que sus palabras se fundan con la instrumentalización que le apoya. Y el ánimo es quizá lo más atractivo, pues ofrece un recorrido que eleva en sutiles notas de atractiva reflexión: saudade y la alegre nostalgia.

14 Laura Marling Song For Our Daughter

La forma angustiosa del film se ve en cada detalle de los sonoro; estos pasajes levantan imágenes desconocidas que finalmente se encuentran en sintonía con las preguntas centrales del documental. ¿Cómo encontramos nuevas formas de estar unidos fuera de la auto-vigilancia de las redes sociales? ¿Cómo se ve la vida fuera de esta competencia digital sin fin? Lauren no responde, pero sí indaga en aquellas formas, que parecieran ser cada vez más relevantes. Con un alcance atmosférico en el sentido del espacio de lo sonoro, el efecto que crea es una tensión de ciencia ficción: la presencia humana se contrapone a la perspectiva artificial y artificiosa. “Possessed” de Laurel Halo es una aparición tardía de un film de 2018, en donde lo musical interpela nuestras sensibilidades de una manera absorbente y sagaz. Emocionalmente cargado, estos pasajes forman un álbum que recorre los pasajes de imágenes perdidas en nuestro anhelo.

13 Idles Ultra Mono

“Queríamos escribir una canción que encarnará la autoestima y nos diera autoestima. Queríamos hacer el sonido de la banda de marcha de nuestros propios corazones, armados con un martillo y una sonrisa. Queríamos hacer el sonido de nuestro motor al encenderse. Así que lo hicimos.” Así lo detalló Joe Talbot ¿intenso, no? Ultra Mono fue creado para capturar la sensación de un disco de hip-hop. A través de las 12 canciones brutalmente relevantes, la banda dobla el desprecio vitriólico y el comentario social franco de su trabajo anterior, con temas de presencia activa, inclusión, clase, género, desigualdad, nacionalismo, comunidad y masculinidad tóxica.

12 King Gizzard and the Lizard Wizard K.G.

¿Puede King Gizzard and the Lizard Wizard lanzar 16 álbumes devastadoramente increíbles en menos de una década? La respuesta es definitivamente positiva, y “K.G.” es la prueba de aquello. El ahora sexteto australiano que no conoce la palabra receso llega esta fatídico 2020 con uno de los más ácidos álbumes de su discografía. Esta es una narrativa que vuelve hacia lo microtonal como eje compositivo, pero a diferencia del 2017, esta entrega se apropia más de las referencias del medio oriente propias en la instrumentalización de la banda. Desde un intrépido y feroz “Intrasport” que nos lleva al dance turco, hasta “Honey” que destella casi como una reinterpretación musical de Wes Anderson en versión microtonal, King Gizzard prueba ser la banda más feroz jamás vista en la faz de Tierra.

11 HMLTD West of Eden

Este es el álbum debut de los londinense HMLTD; laberíntico y expansivo: “West of Eden“. Después trabajar varios años en él, el resultado es una colección de canciones atrevidas creadas para incitar la conversación sobre nuevas visiones sobre la masculinidad, la decadencia del capitalismo occidental y la violencia de la inseguridad y la represión. A lo largo 15 canciones, la banda logra su visión artística a todo color, con todas las sombras de su paleta sonora utilizadas para crear un álbum que es exuberante y abrasivo en partes iguales. “West of Eden es un retrato de una civilización a punto del colapso. Este es el mundo en el que nuestra generación pasará su vida, y de alguna forma necesitamos encontrar amor y significado dentro de él. Este álbum es sobre la lucha que todos tendremos que vivir, y sobre convertir esa lucha en alegría” cuenta Henry Spychalski, vocalista de HMLTD.

10 Porridge Radio Every Bad

Nacida de las noches de micrófono abierto en la costa de su ciudad, Margolin inicialmente presentaba canciones grabadas en su habitación ante públicos amables que la miraban quietamente mientras gritaba en sus caras. Poco después decidió formar una banda para canalizar su nuevo amor por la interpretación de la composición – y de una vez más ruidosa – así que nació Porridge Radio. “Every Bad” nace con toda la ambición, con una voz tan urgente que a menudo se siente como si fuera motivada por la compulsión, con toda sinceridad y con influencias tan disparejas como Charli XCX y The Cranberries. Aunque las canciones son reflexiones profundamente personales, expresadas en el propio lenguaje musical de Porridge Radio, tienden la mano al escucha que se ha sentido en conflicto, con dos corazones a la vez.

9 Against All Logic 2017-2019

Nicolas Jaar vuelve a deleitarnos con un inesperado lanzamiento: Against All Logic: “2017-2019”. Este side project del artista chileno-estadounidense resulta ser un animal extraño: cuando el primer LP de A.A.L. (“2012-2017”) se lanzó, rondaba el misterio alrededor del mismo; ¿qué anónimo esgrime este refrescante house? Una vez la identidad de Jaar fue revelada como el autor de aquel álbum este paso a cobrar un nuevo valor, pues entendemos que es una plataforma paralela que rinde al house y se aleja de su conocida fórmula de electrónica experimental.  “2017-2019” tiene un cálido y árido naranja que es sinónimo de la dureza del mismo; un paisaje desértico, se presenta mucho más crudo y tosco que su antecesor; una inesperada transición desde aquel suave house a una nueva fusión industrial que sacude emociones con bella violencia.

8 Jessie Ware What’s Your Pleasure?

Desde sus inicios en la música, Jessie Ware ha apostado sus fichas balanceando entre la fluida gracia de sus talentos, y su ímpetu en una búsqueda por significados reveladores, emociones poderosas y la dicha del amor y la vida. Luego de que sus incursiones previas dieran con derroteros algo carentes de su potencial, la intérprete de “Say You Love Me” ha apostado por cristalizar toda su creatividad y energía en What’s Your Pleasure?, una gema verdaderamente única de escapismo y celebración.

7 Alexandra Savior The Archer

“Pasé por un período en donde era muy inocente, y se estaban aprovechando de mí mediante muchas fuerzas manipuladoras en mi vida. Era muy joven e ingenua (…)” señaló Savior en una entrevista en Billboard. Y es esto, en un fuero de melancolía y solemne reflexión, lo que entrega en su segundo álbum, ya desprovista de un mentor a su lado. Son 10 canciones que bailan con metáforas sumergidas en toques de blues y constante psicodelia; el enamoramiento, la decepción y la salvación en una propuesta vintage que refleja delicadez, vulnerabilidad y, a la vez, empoderamiento. Una voz con aura llena de resiliencia.

6 Sufjan Stevens The Ascension

El evangelio. La palabra sagrada de un compositor en constante evolución y crecimiento. Sufjan Stevens verdaderamente ascendió en su última producción. El trabajo de años múltiples capas de talento y sudor. Envuelto en una narrativa corrupta de amor y política. Mordaz en su comentario y hermosa en sus palabras. Poesía escrita bajo teclados, sintetizadores y un grito desesperado del más puro y santo coro celestial. Asimismo menos y extra personal. Bañado en simples piezas de placer, bases experimentales, y pulsos pop y folk. Todo y nada a la vez.

5 Fiona Apple Fetch the Bolt Cutters

Ocho años de espera, el comienzo de una nueva década y el colapso del mundo moderno hicieron falta para que Fiona Apple volviera a derrumbar la barrera del sonido con su delicado, íntimo e intenso “Fetch the Bolt Cutters”. Una obra de solidaridad femenina, compañerismo y desahogo que implosiona en los elementos más traumáticos de la biografía de la intérprete, bañado en ácido conjunto de cuerdas, guitarras y pianos, con el sensible movimiento que caracteriza el paso de sus dedos. Cómo compartir con el mundo un trabajo que habla desde las más insondable entrañas de la cantautora, repasando episodios en una catarsis autoral que solo cierto timbre y color podría describir en este inicio de década. La abertura a una generación de mujeres y confianza, guiadas por himnos coloridos y melancólicos, hiladas por una de las mejores autoras de los últimos 30 años.

4 Phoebe Bridgers Punisher

La nostalgia por el principio de los 2000 ha sido prominente. de aquello no hay duda. Entre artistas como Soccer Mommy o Snail Mail, encontramos esta narrativa que pone en el eje de la música la narrativa indie de principios de siglo, encontrando como fuerte referente a Elliott Smith por ejemplo. ¿Pero qué tiene que ver todo esto? Phoebe Bridgers se suma a esta secuela, pero desde una perspectiva emocional que se desprende de ser sólo un mero recuerdo de los 2000. Con “Punisher” Bridgers apunta por un álbum emocional que deslumbra como una impecable muestra de su lenguaje autoral.

3 Sevdaliza Shabrang

El trip-hop parece ser un estilo caducado, que llegó a su cúspide al acabar los 90 y que erráticamente intenta reinventarse. Sevdaliza no solo se apodera del género, sino que desdibuja sus límites para crear una robusta quimera que narra su relato: Shabrang. En un constante ir y venir de hits, pesa su voz, su testimonio y el crudo saudade, desfigurando todas las posibilidades del ser. Oscura odisea que desborda fuerza, e imprime en su música el lenguaje sagrado de las emociones.

2 Run The Jewels RTJ4

Run The Jewels regresa, correspondiendo a las ansias y al turbulento clima global con un regalo; “RTJ4” se lanzó dos días antes de lo anunciado, a lo que le suman la descarga gratuita del LP a través de su sitio web. Contingente, con letras que nos invitan a replantear nuestro rol en la sociedad; a recordarnos que de no ser participantes activos, somos colaboradores tácitos del problema. Run The Jewels vuelve a declararle la guerra a la injusticia, con plena conciencia de que su rol de artistas es también su zona de combate. De la fiesta a la tragedia, nos recuerdan que independiente del lugar al que pertenezcamos, nuestras decisiones nos hacen partícipes de la gran lucha: la humanidad por la humanidad.

1 Rina Sawayama SAWAYAMA

Para el músico en ascendencia, el primer álbum puede ser un ejercicio fastidioso. Expectativas propias en conflicto con la fanaticada, la búsqueda del propósito que motive su creación, la identidad y el sonido que lo definirá son sólo una parte de los múltiples posibles problemas que pueden aparecer en el proceso. Para una superestrella corriente como Rina Sayawama, el resultado es uno de los debuts más cerebrales, aventureros y elaborados de los últimos años. Además, es un recorrido ridículamente divertido.

No cabe duda destacar que la joven compositora tiene una virtud que pocos artistas han encontrado cuando se enfrentan a esta prueba: poseer un profundo y matizado conocimiento de sí misma. Han sido unos seis extensos años desde su irrupción en la escena musical, pero el camino hecho al andar le ha valido un crecimiento y refinación de habilidades, las cuales son dispuestas con abundante éxito en el primer elepé, “SAWAYAM”, el mejor de Cancha General para este 2020.

Algunos dicen estar en la cancha, nosotros somos la cancha. #CanchaGeneral

Most Popular

Arctic Monkeys: Whatever PeopleSay I Am, That’s What I’m Not o cómo debutar a lo grande

Reseñas

Mario Gutiérrez, Los Ángeles Negros y un mundo de samples

Listas

Las fotos pérdidas de Janis Joplin en Río de Janeiro

Noticias

Kinética: electrónica, pop y danza contemporánea en “Live de fin de mundo”

Entrevistas

Connect

Respi ramos Música

La música que amas

Te enviaremos lo mejor de la música que amas, esa que compartimos como una expresión de arte y que nos hace vibrar el corazón